Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Los votos de Florida y Michigan valdrán la mitad en la convención demócrata

La decisión supone un duro revés para la candidatura de Hillary Clinton

PÚBLICO.ES ·01/06/2008 - 09:44h


El Partido Demócrata ha asestado un golpe a Hillary Clinton al aceptar que los delegados de Michigan y Florida asistan a la convención que designará al candidato presidencial. Lo harán con voto reducido, lo que aleja a la ex primera dama de la nominación.

La campaña de Clinton anunció que se "reserva el derecho de apelar" la decisión tomada por el partido, hecho que pone más cerca al senador Barack Obama de conseguir la nominación demócrata para las elecciones de noviembre.

Clinton había solicitado que se restaurara la totalidad de los derechos de voto a los 210 delegados de Florida y a los 156 de Michigan, estados donde ganó pero cuyas primarias no serán tomadas en cuenta como castigo por haber adelantado su fecha de realización, en contra de las normas del partido.

Según la decisión tomada este sábado, los delegados de Michigan y Floridapodrán  asistir a la convención de agosto, pero cada uno de sus votos valdrá la mitad.

Más delegados, igual diferencia 

En definitiva, tras la decisión del sábado, Clinton obtuvo 19 delegados más que Obama en Florida y 5 más en Michigan, lo que sin embargo no le permite recortar en mayor medida la ventaja en materia de delegados del senador por Illinois.

Según la página independiente RealClearPolitics.com, Obama cuenta ahora con 1.983 delegados contra 1.782 de Clinton, cuando se necesitan 2.118 para obtener la nominación, y sólo restan tres primarias antes de la convención de agosto.

Un total de 86 delegados se repartirán proporcionalmente en las primarias del domingo en Puerto Rico y del martes en Montana y Dakota del Sur.

El comité del partido reunido este sábado tomó la decisión sobre Michigan con 19 votos a favor y 8 en contra, mientras que para Florida la votación fue unánime de 27 votos a favor.

Si no es Hillary, entonces McCain

Seguidores de Clinton reaccionaron indignados. Incluso algunos de ellos llegaron a cantar "McCain, McCain", en referencia a que votarían por el candidato republicano.

Por su parte, el jefe de campaña de Obama, David Plouffe, dijo estar "extremadamente satisfecho" con el fallo.

Clinton, que gana en número de votos en las primarias aunque no en cantidad de delegados, que en definitiva son los que eligen al candidato, espera convencer a los "superdelegados", aquellos con libertad para votar por quien quieran, de que ella sería la mejor candidata para vencer a John McCain, además de merecerlo por tener mayor apoyo popular.

Al inaugurar la sesión del sábado, el presidente del Partido Demócrata, Howard Dean, señaló que es necesario reunificar rápidamente al partido para vencer a los republicanos el 4 de noviembre.

"Debemos congregar y unificar nuestro partido", dijo Dean, cuando los sondeos predicen una batalla cerrada en noviembre sin importar en definitiva quien sea el candidato demócrata.

La jornada del sábado finalizó con una nota polémica: Obama anunció que deja su iglesia en Chicago tras una serie de sermones de tinte racial predicados desde su púlpito.