Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Contador, cauto, asegura que "esto todavía no está ganado"

EFE ·01/06/2008 - 08:17h

EFE - El ciclista español Alberto Contador, del equipo Astana, luce en el podio el jersey rosa de líder del Giro de Italia, tras la vigésima etapa de la prueba, entre Rovetta y Tirano, de 224 kilómetros de recorrido, el 31 de mayo.

El español Alberto Contador (Astana), líder del Giro de Italia 2008 a falta de la última etapa de hoy, una contrarreloj individual con final en Milán, aseguró el sábado que "esto todavía no está ganado en absoluto".

"Aún queda una etapa", dijo Contador, quien tiene una ventaja de cuatro segundos sobre el italiano Riccardo Ricco, del equipo Saunier Duval.

El corredor de Pinto comentó de nuevo que no se esperaba estar a estas alturas vestido con la 'maglia' rosa y que ni siquiera lo esperaba su equipo.

"Continué por orgullo y también por tres personas. Las piernas cada día respondieron mejor", señaló Contador, quien explicó que estuvo "más tranquilo" porque "todo el mundo se resintió del esfuerzo del viernes", cuando estuvo a punto de perder el liderato por los ataques de Danilo di Luca y Ricco.

"Era una etapa dura pero realmente tuve buenas piernas Seguí la rueda de Ricco para que no consiguiera segundos extras y al final la situación fue perfecta. No fue por azar que hubo tres corredores delante (para evitar la lucha de las bonificaciones", añadió el español, quien reconoció que resistió bien los ataques que hubo e insistió en que todavía no ha ganado nada y que no se puede infravalorar la etapa de hoy.

"Aún no he comenzado a soñar. En una contrarreloj cualquier cosa puede ocurrir. Ahora quiero recuperarme al máximo y concentrarme al 200 por ciento para la etapa. De todas maneras, mentalmente es bueno empezar con ventaja", aseveró el español, que agradeció el trabajo de todo su equipo y lo consideró fundamental para mantener el liderato.

Tuvo palabras de apoyo para el alemán Andreas Kloeden, quien tuvo que abandonar con problemas respiratorios por una infección. "Estoy triste por Andreas. Dejar la carrera un día antes del final es terrible. Esta mañana en el desayuno ya estaba claro que iba a ser un día difícil para él. Espero que se recupere pronto", indicó.

Ricco admitió que no había tenido un buen día "y se ha visto". "El Giro acaba el domingo y como ya he dicho con anterioridad no somos robots, sino humanos, y cualquiera puede tener un día de crisis, aunque está claro que sobre el papel Contador parece superior en la contrarreloj", comentó.

"Pero no voy a rendirme hasta el último metro. Voy a salir a por todas y que gane el mejor", aseguró el italiano, quien manifestó que "pase lo que pase" se irá "satisfecho" porque cree que ha hecho "una gran carrera" y ha dado "todo lo que tenía".

"Creo que he contribuido al espectáculo de esta carrera y si no logro ganarla el domingo, volveré a intentarlo el año que viene", agregó.

El campeón de España, Joaquim 'Purito' Rodríguez (Caisse d'Epargne), se lamentó de que lo volvió a intentar pero no tuvo suerte.

"Lo hemos intentado casi cada día pero no hubo manera de acertar en este Giro y es de verdad una pena porque me he sentido muy bien desde la primera hasta la última etapa. Arranqué en el Mortirolo porqué pensaba que, por no estar luchando para la general, me iban a dejar, pero no ha sido así", dijo.