Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Ibarretxe dice que se irá "a casa" si fracasa su consulta

El lehendakari hace campaña para un respaldo "masivo" que facilite la paz y la normalización

PÚBLICO ·01/06/2008 - 07:30h

El fin del ciclo de Juan José Ibarretxe como lehendakari puede tener una fecha cerrada: el 25 de octubre. Si ese día los vascos decidieran arrearle un portazo a su consulta, el jefe del Ejecutivo vasco se irá.

No es una vana especulación. El propio Ibarretxe lo anunció ayer en Murgia (Álava), donde se reunió la ejecutiva provincial del PNV. “Si la sociedad no respalda los planteamientos que le hacemos en esta propuesta democrática para conocer su opinión, me iré a mi casa. No pasa nada. Esto no es dramático, es simplemente democrático”, explicó.

La afirmación tiene su riesgo evidente. El Gobierno central recurrirá la convocatoria de consulta inmediatamente después de que la Cámara vasca la apruebe –si la aprueba– el 27 de junio. La Moncloa cuenta con la potente herramienta del artículo 161. 2 de la Carta Magna, que hace que las impugnaciones que presente el Gobierno ante el Constitucional conllevan la suspensión automática de la disposición autonómica, llave de la que no disponen las comunidades.

El lehendakari, consciente de las barreras de su plan, intentó hacer acopio de razones para salvar su consulta no vinculante. “Una contestación clara y masiva” de los vascos será “determinante –afirmó– para acabar con la violencia y avanzar hacia la paz”.

El 25 de octubre serviría, a su entender, como antídoto a ETA, para “ponerla en su sitio”. Y volvió a ligar paz y política: “Exista o no ETA, en este país es necesaria la normalización política, y existan o no acuerdos políticos, debe desaparecer de nuestras vidas”.

Ibarretxe alertó a los vascos del “ruido mediático” y el “interés por descalificar una iniciativa que traslada el mismo compromiso ético latente en el Pacto de Ajuria Enea (1988) y la resolución del Congreso de 2005. “No tengo ningún miedo, ni a preguntar a la sociedad ni a saber lo que ésta va a responder. Entonces, ¿por qué tanto nerviosismo?”.  

PSOE y PP le echan ya

En populares y socialistas anidó la misma indiferencia al anuncio de Ibarretxe. Patxi López, líder del PSE, gritó al lehendakari desde Mieres (Asturias) un “que se vaya ya a su casa” y “deje de una vez de excluir a la sociedad vasca”. “Los vascos necesitan propuestas para llevarnos todos bien, sumar, integrar y no dividir”.

Ibarretxe, completó Carmelo Barrio, número dos del PP vasco, “está causando tantos problemas” con sus “ensimismamientos en proyectos de ley ilegales, que lo que debería hacer es “irse ya” porque “no culminará sus obsesiones”.

 

LA LETRA PEQUEÑA
¿Igual que Catalunya y Andalucía?

“¿Qué respeto se tiene a la Cámara vasca y a sus decisiones?”, se preguntó Juan José Ibarretxe. “Es curioso que cuando se habla de iniciativas en Andalucía o Catalunya son legales, y no cuando las formula el Gobierno vasco”, se quejó.

El consejero de Interior, Javier Balza, insistió en la misma idea de legalidad que defendió el lehendakari. Apuntó que el 25 de octubre “todo va a ser exactamente igual que en cualquier jornada electoral”.

¿Es lo mismo lo que propone Euskadi que lo que dicen los nuevos estatutos? El artículo 122 del texto catalán y el 78 del andaluz se remiten a las “consultas populares”, siempre “en el ámbito de sus competencias”, y con la exclusión explícita del referéndum. Ibarretxe alega que la suya es una consulta no vinculante.