Archivo de Público
Viernes, 30 de Mayo de 2008

Fallecen dos personas en un accidente de avioneta en Toledo

Nueve consiguieron salvar su vida

AGENCIAS ·30/05/2008 - 17:44h

EFE - Área en la que se ha producido el accidente.

El paracaidista fallecido esta tarde en un accidente de avioneta en las inmediaciones del aeródromo de Lillo (Toledo) es de nacionalidad brasileña y el piloto, también muerto en el siniestro, es español.

Así lo han indicado fuentes de la compañía Air Compluto, organizadora del vuelo siniestrado poco antes de las 16.00 horas entre las localidades de Lillo y Villatobas.

En la avioneta, una Pilatus PC-6, viajaban otros nueve paracaidistas de varias nacionalidades que han logrado saltar antes de que la aeronave se estrellase, según han confirmado estas fuentes, que han explicado que ni el piloto ni el saltador fallecido han conseguido salir del avión.

 

 

Cuatro de las nueve personas han resultado heridos, dos de ellos con heridas leves y los otros dos con lesiones de carácter grave. Fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha han informado a Efe del estado de los heridos, que finalmente han sido trasladados al Hospital La Mancha Centro, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Dos de ellos presentan lesiones graves, un chico de 23 años con posible fractura vertebral y un hombre de 52 años con una herida inciso-contusa con afectación del nervio facial.

 

 

Los otros dos, de 36 y 29 años de edad, presentan diferentes contusiones sin gravedad, aunque de momento permanecen ingresados en el servicio de urgencias del centro hospitalario. Los otros cinco paracaidistas que volaban en la avioneta y pudieron saltar han resultado ilesos, mientras que el piloto del aparato, de origen español, y un saltador, de nacionalidad brasileña, murieron en el accidente al no poder salir de la aeronave.

Anuncio publicitario 

La avioneta Pilatus PC-6 sobrevoló ayer Madrid para participar en un anuncio publicitario en directo para el Canal 4 de la televisión británica, dijeron a Efe fuentes de la empresa propietaria del aparato.

El aparato siniestrado participó en la víspera, junto a otro aparato, en un anuncio en directo del canal 4 de la televisión británica para el fabricante japonés de vehículos Honda.

El programa Come dine with me (Ven a cenar conmigo) hizo un corte a las 19.10 GMT para la publicidad y diecinueve paracaidistas saltaron desde dos avionetas y formaron durante tres minutos y veinte segundos todas las letras del nombre del anunciante.