Archivo de Público
Lunes, 29 de Octubre de 2007

OHL afronta el riesgo de un veto en otros contratos de AVE

El Ministerio de Fomento prepara concursos de alta velocidad por 5.200 millones para 2008

SUSANA R. ARENES ·29/10/2007 - 18:44h

Pocas veces ocurre que haya una cadena de incidentes en una infraestructura como la registrada en el tramo de AVE que hace OHL en Barcelona. Pero cuando sucede, el cliente, en este caso el Ministerio de Fomento, pasa factura. "La constructora estará vetada para otras obras de AVE durante un tiempo", advierten fuentes conocedoras del sistema que sigue el ministerio.

Esto significa que la sexta constructora española puede quedarse sin la parte que normalmente obtienen todas las grandes empresas del sector en los concursos de AVE. Para el próximo año, Fomento tiene previsto sacar a concurso tramos de alta velocidad a Asturias, Galicia o Extremadura por 5.200 millones, según el presupuesto del departamento.

Ya hubo vetados

No es la primera vez que el ministerio que dirige Magdalena Álvarez impone un veto. Ya lo sufrió en su día FCC después del derrumbe del barrio del Carmel, en Barcelona, por las obras de metro, confirman fuentes del sector. La constructora que controla Esther Koplowitz es la única de las seis grandes que no ha obtenido un contrato en la última fase del AVE a Barcelona.

La constructora de Juan Miguel Villar Mir confía en esquivar un veto. La empresa acudirá a competir en todas las obras que saque a concurso Fomento, afirmó ayer un portavoz. El ministerio, por su parte, ayer prescindió de su usual "ni confirmamos ni desmentimos" y ni siquiera dio una respuesta oficial. En cualquier caso, advierten fuentes del sector, este tipo de vetos nunca es oficial.

Subida en bolsa

Después de que Fomento desmintiera que va a quitar el contrato a OHL, el grupo se recuperó ayer en bolsa y subió un 2,3%, hasta 29,55 euros. El mercado ve el incidente como algo coyuntural.

Al margen, CC OO criticó ayer el "preocupante estado actual del ferrocarril" en el país y la "obsesión por el cumplimiento de planes y plazos" en AVE. Mientras, UGT, pidió "máxima diligencia" para restablecer los servicios de Cercanías.