Archivo de Público
Domingo, 28 de Octubre de 2007

Hacienda dará de baja a 120.000 empresas "humo" para evitar el fraude del IVA

EFE ·28/10/2007 - 12:38h

EFE - Delegación de Hacienda. EFE

La Agencia Tributaria (AEAT) dará de baja hasta fin de año del Registro de Operaciones Intracomunitarias (ROI) a 120.000 empresas "humo" que no hayan realizado adquisiciones exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para evitar "de forma preventiva" su participación en tramas fraudulentas.

Así lo anunció el director del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de la AEAT, Carlos Cervantes, durante su intervención en un foro sobre fiscalidad celebrado esta semana en Madrid, en el que señaló que se expulsará a aquellas empresas que no hayan tenido ninguna actividad en los últimos doce meses.

Las transacciones comerciales entre empresas de la Unión Europea están exentas de IVA y aquellas sociedades que operen con otros países deben estar inscritas en el ROI, razón por la que Hacienda procederá a dar de baja del citado registro a todas aquellas que no hayan efectuado ninguna operación comercial con otro país europeo.

Según Cervantes, Hacienda "va a poner mucha dureza" en el acceso de las empresas al registro de operaciones intracomunitarias.

El ROI, insistió Cervantes, debe estar para las empresas "que sí realizan operaciones", no para las que "pudieran hacerlas", matizó, porque son el "germen claro" de las tramas de IVA.

El objetivo, explicó, es evitar fraudes con este impuesto, ya que actualmente las operaciones entre los países de la Unión Europea (UE) están libres del IVA.

El problema, explicó, se produce cuando el producto llega a España y se vende, ya que, al ser una venta interna, sí tiene que llevar IVA incorporado, pero muchas empresas no lo declaran al fisco para que al distribuidor le salga hasta un catorce por ciento más barata la compra.

Este tipo de comportamientos fraudulentos, apuntó, son muy típicos de empresas dedicadas a la importación de coches de lujo de segunda mano, sobre todo, de Alemania, que en España se venden con impuestos "bajísimos".

Para Cervantes, es "sonrojante" que un automóvil como un Porsche Cayenne, que puede costar 150.000 euros, tenga una base de impuesto de matriculación de 3.000 euros.

Afortunadamente, señaló, se ha producido una reducción "drástica" de estos fraudes, ya que el Plan de Prevención contra el Fraude Fiscal establece que Hacienda tenga que dar su visto bueno antes de que se matricule un coche, de forma que, si se detecta que tributa por debajo de lo normal, puede paralizar su matriculación.