Archivo de Público
Miércoles, 21 de Mayo de 2008

San Gil abre la mayor crisis de la historia del PP

La presidenta del PP en el País Vasco ya le ha anunciado a Rajoy que no se presentará a la reelección y que abandonará el grupo parlamentario del PP

YOLANDA GONZÁLEZ ·21/05/2008 - 19:02h

 

Si en las últimas semanas han sido muchos los dirigentes del PP que no han mostrado reparos en señalar que el partido estaba viviendo una de las peores crisis de su historia, este miércoles no quedó duda de que no les falta razón. La presidenta del PP vasco, María San Gil, decidió, tras una reunión en Madrid con Mariano Rajoy, que no se presentará a la reelección y que abandonará el Grupo Parlamentario Popular en la Cámara vasca.

Con esta marcha, a Rajoy se le complican las cosas para las autonómicas en el País Vasco. Esta cita debe celebrarse, como muy tarde, en abril de 2009. Y, ante este panorama, el PP se ve obligado a toda prisa a buscar un candidato a la presidencia vasca. Los nombres que más suenan son los de Alfonso Alonso, ex alcalde de Vitoria; Antonio Basagoiti, presidente del PP de Vizcaya y Leopoldo Barreda, portavoz del PP en el Parlamento vasco. San Gil tomó su decisión tras una reunión de apenas una hora en Madrid.

Por la mañana la dirigente conservadora vasca se trasladó a la capital para mantener la conversación pendiente que tenía con Rajoy después de que abandonara la redacción de la ponencia política. Rajoy quería conocer más a fondo por qué San Gil no se fiaba de él, y ésta, a su vez, esperaba un gesto de acercamiento del líder que dijo no encontrar.Antes del portazo definitivo de San Gil, en su entorno no ocultaban que pese a que la cita se había celebrado en un tono "cordial y agradable", ésta se marchaba como había llegado. "No ha habido ningún avance sustancial".

Mientras, en la sede nacional del partido se mantenía que Rajoy iba a hacer todo lo posible para mantener a su lado a San Gil. También aseguraron que la presidenta del PP vasco no había sido tan clara con Rajoy en su decisión de abandonar sobre sus intenciones como lo fue después de salir de la reunión.

Mariano Rajoy aseguró estar con San Gil "tome la decisión que tome". El líder del PP hizo estas declaraciones tras mantener una especie de gabinete de crisis en el Congreso. No en vano, se había reunido con la portavoz Soraya Sáenz de Santamaría, el secretario general del Grupo Popular, José Luis Ayllón, y el diputado Alfonso Alonso.

Desde que San Gil lanzara el órdago a Rajoy éste se ha mantenido firme al considerar que sus principios siguen siendo los mismos.

Al cierre de esta edición, San Gil no había comunicado la decisión a sus compañeros de partido en Euskadi. Se enteraron por las llamadas de la prensa.

Antecedentes

Lo que ayer ocurrió empezó a gestarse durante la redacción de la ponencia. El pasado domingo día 10, lanzaba un comunicado para informar que abandonaba la ponencia política por "diferencias de criterio fundamentales". A San Gil no le sentó bien que trascendiera que su partido iba intentar un acercamiento con los nacionalistas. Al final, sus consideraciones quedaron incluidas en la ponencia.

Cuatro días después, ofrecía una rueda de prensa para informar de que su confianza en Rajoy estaba lesionada. Era el mismo día que ETA acababa con la vida un guardia civil en Legutiano (Álava).

Además, este lunes consiguió que la Junta Directiva regional del PP vasco adelantara a junio en congreso del partido . Tras un intenso debate, en el que participaron 61 dirigentes, sólo 28 apoyaron el adelanto, frente a 32 abstenciones y un voto en contra. El voto crítico le llegó a San Gil, fundamentalemente de los conservadores alaveses y parte de los de vizcaínos. Quien le dio el "no", Carlos Olazabal, anunció ayer al partido su dimisión. Basagoiti aseguró ayer que esperaba que esta decisión pueda "reconducirse".