• Rend - impresiones Acceso Anticipado

    15/08/2018 13:00 // Mike Holmes Comparte en facebook Comparte en twitter Comparte en google plus Comparte en tuenti

    Frostkeep Studios está dando rienda suelta a una experiencia de supervivencia muy diferente.

    Autor: Mike Holmes - Gamereactor.es

    Todo empieza con World of Warcraft. Es el nexo entre los fundadores de Frostkeep Studios, el lugar donde se conocieron cuando todos trabajaban en el longevo MMORPG de Blizzard. Normalmente el empleo anterior de un equipo de desarrolladores no es algo que comentamos en la primera frase de un avance sobre su juego debut como estudio independiente, pero cuando arrancas Rend y por vez primera miras a su horizonte, hacia el árbol resplandeciente que queda al norte, el ADN del equipo queda patente de inmediato.

    Porque Rend pone en pantalla un estilo visual colorido, agradablemente robusto, por llamarlo de algún modo, y aunque los seguidores de la Blizzard más nórdica se sientan en casa en sus muchos servidores, pese a que la experiencia no venga directamente del catálogo de la compañía, lo cierto es que hay cierto encanto en Rend que resulta extrañamente familiar. En cuanto a la acción instantánea, la verdad es que Rend tiene mucho más que ver con juegos como Conan Exiles o incluso DayZ que con un juego de rol repleto de historias como WoW, pero por lo demás este juego no quiere esconder su herencia.

    Mientras que algunos juegos de survival proponen una supervivencia en solitario de "tú contra el mundo", Rend se construye en base a la cooperación entre aliados al tiempo que propone una competición contra las facciones rivales y la supervivencia ante los peligros del propio mundo. Dicho esto, se mantiene un elemento de auto-preservación característico del género, y nada más arrancar la partida empiezas tu vida en gallumbos, intentando fabricarte los objetos básicos para la supervivencia. Tras revisar el tutorial en Youtube saltamos al juego en sí, nos confeccionamos un atuendo a la moda y nos pusimos a 'craftear' las herramientas necesarias.

    Alrededor de la zona de inicio aparecen varias inscripciones brillantes sobre piedras descomunales que probablemente deberías comprobar. Leer un poco te dará una buena idea de la situación, pero básicamente esto va de subir de nivel la operación y prepararse para la arremetida de unas bestias espeluznantes, siempre manteniendo un ojo en los jugadores enemigos y sus ataques eventuales. En Rend vas recolectando almas y las vas almacenando en tu base; las bestias las quieren, las otras facciones las buscan y tú debes protegerlas y mantenerlas para seguir ascendiendo.

    Pero volviendo al tema principal de sobrevivir, tendrás que revolver y destrozar el entorno local para extraer los recursos necesarios, incluyendo armadura, comida, armas o materiales de construcción. Las distintas herramientas tienen usos diferentes, como es lógico, pero en Rend hay cierta especificación sobre el uso de herramientas que resulta de agradecer, y tendrás que fabricar un puñado de cosas para maximizar la recolección de recursos, tanto como usar tu equipo de la forma más eficiente.

    Aunque puedes montarte un servidor por tu cuenta, la verdad es que Rend no trata de eso, de modo que una vez te hayas hecho con los sistemas (sobre todo la fabricación), te recomendamos ponerte a jugar con otros jugadores lo antes posible. Cuantos más, mejor. Hay tres facciones en el juego con el consecuente pique y rivalidad constantes entre ellas, y los equipos siempre quieren conseguir la ventaja sobre la oposición cuanto antes. Si tienes amigos a mano ayuda evidentemente en una pelea, y además compartir también acelera la producción.

    Hay muchas formas de mejorar tu personaje y facción. Desde el punto de vista personal existen árboles tecnológicos que puedes ir escalando con ítemes que se construyen con materiales cada vez más complejos. Cuanto más alto llegues, más tendrás que gastar en conseguir los materiales relevantes (de nuevo ilustrando las ventajas de contar con amigos). Desde una perspectiva de facción, puedes y debes ayudar a mejorar tu base con nuevo equipamiento, suministros, así como reforzar las defensas ante la siguiente embestida.

    Esos momentos de la verdad son los que definen la partida. En tiempos preestablecidos en el día, criaturas de otro mundo descenderán sobre tu fuerte. De ti y de tus aliados depende enviarlas de vuelta al otro barrio, y bajo los ominosos cielos rojos se desatará la guerra conforme trabajas para mantener el mal fuera de tus dominios. El combate puede terminar resultando un poco caótico en ocasiones, y sin duda podría ser más reactivo y dinámico, pero la escala puede parecer grandiosa (hemos visto batallas en otros servidores que parecían sacadas de las páginas de una épica fantástica) y sin duda es una experiencia que engancha.

    Tendréis que trabajar en equipo y llevar los mejores objetos para repeler a las bestias invasoras, monstruos que vienen del reino de los espíritus (y que los jugadores pueden visitar durante un rato si quieren domar su vida salvaje). Nosotros morimos de forma horripilante cuando intentamos luchar contra las bestias, y una oleada de las criaturas no dejaba de atravesar los muros de la facción, pero podemos ver cómo una defensa coordinada saldría mucho mejor parada.

    Frostkeep asegura que Rend es una experiencia completa, pero se irá añadiendo más y más contenido durante el curso de su desarrollo en Early Access. Además, el estudio tiene que seguir puliendo el juego al tiempo que introduce novedades. Advertimos varias imperfecciones técnicas que delatan su fase de desarrollo. Una vez cabreamos tanto a un lobo que se puso a gruñirnos desde el otro lado de un muro... pero con el hocico atravesando la pared de ladrillos durante un buen rato. Son nimiedades que recuerdan que a Rend le queda probablemente un año como mínimo para estar listo.

    Pero aunque le quede contenido, lo que hay ya está muy jugable y te lo puedes pasar muy bien desde este mismo instante. Si quieres algo más completo y pulido, quizá prefieras esperar, pero nos ha gustado su enfoque comunitario para la supervivencia y la calidad del diseño visual, sin olvidar la complejidad de los sistemas. Un juego que puede triunfar en los próximos años si mantiene la fuerza y no desatiende a la comunidad. Rend entra por los ojos y parece una interpretación curiosa del género survival, de modo que lo seguiremos de cerca en los próximos meses.

    Fuente original: Gamereactor.es

publicidad
PUBLICIDAD