Porsche 718 T
Los biplazas deportivos pequeños del fabricante alemán montan un motor bóxer turbo de cuatro cilindros con 300 CV y cambio manual.

En el año 1968, Porsche introdujo en el mercado el 911 T, una variante que hace referencia a ‘Touring’ en la firma alemana y que es sinónimo de placer de conducción en su forma más pura. Ese concepto llega a los deportivos más pequeños de la casa, el 718 T en variante coupé (Boxster) y cabrio (Cayman), combinando el esquema de tracción trasera con un motor bóxer turbo de cuatro cilindros que entrega una potencia de 300 CV y un cambio manual de seis velocidades –hay una transmisión PDK de doble embrague opcional-.
 
La red de concesionarios Porsche ya admite pedidos de estos dos modelos, que en el caso del Porsche 718 Cayman T tiene un precio de 70.863 euros y el 718 T Boxter T es de 73.086 euros. El equipamiento es mucho más completo que en las versiones básicas del Porsche 718, incluyendo llantas de aleación de 20” pintadas en gris titanio de alto brillo, carcasas de los retrovisores en color Gris Ágata, escapes deportivos centrales con doble tubo negro cromado, chasis deportivo PASM que rebaja la altura de la carrocería en 20 milímetros, el Porsche Torque Vectoring (PTV) con diferencial autoblocante mecánico trasero, palanca de cambios con el recorrido más corto y el esquema de las marchas pintado en color rojo sobre el pomo, además del paquete Sport Chrono.
 
Otros detalles que diferencian al Porsche 718 T son los tiradores negros de los paneles de puerta, asientos deportivos con dos tipos de ajuste eléctrico que llevan la parte central tapizada en negro Sport-Tex y el logo ‘718’ bordado en los reposacabezas. El módulo Porsche Communication Manegement (PCM) ha sido sustituido por un gran compartimento de almacenaje, aunque los clientes que deseen el sistema de entretenimiento pueden solicitarlo sin cargo adicional.
 
El ambiente deportivo que se respira en el interior de estos coches viene acentuado por el volante GT con selector de modos, ligeramente acolchado y forrado en cuero para lograr un agarre excelente. El cuadro de instrumentos está adornado en las esferas negras con los logotipos ‘Boxster T’ o ‘Cayman T’, que también aparecen en el umbral de las puertas, mientras que las molduras decorativas del salpicadero y consola van en un acabado negro brillante.
 
Con el paquete Sport Chrono se puede optar entre cuatro modos de conducción –Normal, Sport, Sport Plus e Individual- que se seleccionan mediante un conmutador situado en el volante. El motor 2.0 turbo de cuatro cilindros entrega una potencia de 300 CV (220 kW) y 380 Nm de par máximo, permitiendo a estos modelos acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos (4,7 segundos con cambio PDK) y alcanzando una velocidad máxima de 275 km/h, gracias a un contenido peso de 1.350 kilos en vacío.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com

Fuente: Vida Premium
Público en Facebook

© Diario Público.

DISPLAY CONNECTORS, SL