El niño agresor del Instituto Joan Fuster ingresará en un centro especial para menores

  • Agencia Atlas
  • 0m 52s
  • 1227
Son centros pensados para proteger al menor, no de reinserción. Se llaman  centros terapéuticos residenciales. Los que acuden aquí son chicos de entre 12 y 18 años. Chicos con problemas por traumas, consumo de drogas o malos tratos, también, por parte de los padres. Cualquier problema grave que haya alterado su vida. Aquí estudian, duermen y hacen vida, pero son centros flexibles en las salidas de los chicos, dependiendo de cada caso. Se comprueba a diario y de forma individual, cómo están, cómo evolucionan. Tienen atención psicológica continua, y psiquiátrica si es necesario. El joven del Instituto Joan Fuster acabará aquí la ESO. Su régimen y su atención en el centro dependerán del resultado de los informes sobre su situación psicológica y siempre que sus padres den la autorización. -Redacción- 

Vídeos de Sociedad

Ir arriba