Martes, 6 de Mayo de 2008

El Príncipe destaca que Polonia ocupa hoy el puesto que "la Historia injustamente le arrebató"

EFE ·06/05/2008 - 09:18h

EFE - Los Príncipes de Asturias durante los actos conmemorativos del 2 de mayo en Madrid.

El Príncipe de Asturias destacó esta noche que Polonia, un país que ha hecho frente al "intenso sufrimiento de la guerra y el genocidio", ocupa hoy el puesto que "la Historia injustamente le arrebató" y participa, junto a España, en el "gran proyecto de paz, integración y solidaridad" de Europa.

Don Felipe pronunció estas palabras en los brindis de la cena de gala que ofreció el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, a los Príncipes en el Palacio Presidencial con motivo de la visita oficial a este país de Europa central que hoy comenzó.

"Somos dos grandes naciones que, a través de la Historia, han logrado superar épocas difíciles mediante el esfuerzo, el tesón y la solidaridad", dijo el Príncipe quien resaltó de Polonia su "profundo espíritu de libertad y una determinación con los que ha sabido hacer frente a la partición, al intenso sufrimiento de la guerra y al genocidio".

"Todos tenemos grabadas en lo más hondo de nuestras conciencias las imágenes de una Polonia que tanto ha luchado por mantener su espíritu de gran nación, pagando por ello muchas veces, incluso un precio insoportable e inhumano", añadió.

El Príncipe manifestó que España y Polonia comparten su voluntad de trabajar por la paz y la seguridad internacionales, su lucha "contra el flagelo del terrorismo" y el impulso de los principios de la Carta de Naciones Unidas. Además, se enfrentan a retos como la seguridad energética, el cambio climático y los flujos migratorios.

También destacó la cooperación empresarial, la participación polaca en la Exposición Internacional de Zaragoza sobre el agua y el interés por el castellano y la cultura española, además de que miles de polacos "han encontrado en nuestro país su nuevo hogar".

El presidente polaco, en sus palabras, expresó su confianza en que España y Polonia "sean ejemplo de países que se apoyan en sus intereses aunque, territorialmente, se encuentren en los extremos de Europa".

Kaczynski recordó que los dos países forman parte de la OTAN y la UE, lo que "nos compromete a ser solidarios y a velar por los intereses de nuestros socios, aunque haya controversias".

El jefe de Estado alabó la transición española y el papel "estabilizador" del Rey que, al igual que el Príncipe, "gozan de un gran respeto".

Los Príncipes, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llegaron hoy a Varsovia para una visita oficial de tres días que se inició con un encuentro de Don Felipe con el presidente de la República y una ceremonia floral ante la Tumba del Soldado Desconocido.

Don Felipe y Doña Letizia se reunieron con una representación de la colectividad española residente en Polonia, a la que el Heredero de la Corona agradeció, en unas palabras improvisadas, su contribución a la imagen de España en el exterior.

Moratinos se entrevistó también con su homólogo polaco, Radoslaw Sikorski, con quien acordó reforzar las cooperación bilateral y celebrar la cumbre anual en octubre en España.

Ambos ministros reiteraron su voluntad de apoyarse en las iniciativas europeas en materia transfronteriza y en las relaciones con los estados latinoamericanos, del Mediterráneo y de la antigua URSS.

Para impulsar la cooperación hispano-polaca, los Príncipes inaugurarán mañana un encuentro empresarial ante las oportunidades de negocio que presenta Polonia en infraestructuras, construcción o transportes y visitarán las nuevas instalaciones del Instituto Cervantes en Varsovia, el mayor en superficie y en número de alumnos.