Martes, 6 de Mayo de 2008

A tiempo de dejar de fumar

El riesgo de enfermedades se reduce sólo cinco años después de abandonar la nicotina

AINHOA IRIBERRI ·06/05/2008 - 23:00h

Romper con el tabaco tiene beneficios concretos desde los primeros días del abandono. JUPITER

Que fumar es perjudicial para la salud no es una sorpresa para nadie. De hecho, hace ya más de 50 años que surgieron las primeras evidencias que lo demostraban.

Pero ¿qué pasa cuándo se abandona el tabaco? Según un trabajo publicado hoy en JAMA, tan sólo cinco años después de dejar de fumar, el riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares se reduce en más de un 60% entre los no fumadores. Para otras patologías, ha de pasar más tiempo.

Hasta ahora no existían trabajos que señalaran el tiempo necesario para que el riesgo de morir por enfermedades tabáquicas se asemejara al de un no fumador. Según explicó a Público la investigadora de la Universidad de Harvard Stacey Kenfiel, autora principal de estudio, "hay muchas consecuencias inmediatas del acto de dejar de fumar, como respirar mejor y reducir la tensión arterial".

Pero los datos sobre las consecuencias en el riesgo de morir han venido de la mano de una de esas grandes cohortes que se estudian durante años y que ofrecen respuestas para cuestiones diversas. Se trata del Estudio de la Salud de las Enfermeras (Nurse's Health Study) que ha escrutado el estado físico de 104.519 enfermeras estadounidenses entre 1980 y 2004.

El alto número de participantes ha permitido comparar las tasas de fallecimiento entre las adictas a la nicotina, las que no lo son y las que lo fueron pero abandonaron el hábito.

La buena noticia es que, según los resultados, dejar de fumar merece siempre la pena porque no ha de pasar más de un lustro para que el organismo se olvide de que una vez existió adicción a la nicotina.

La mala es que el riesgo tarda más en desaparecer en ciertas enfermedades, incluyendo algunas graves como el cáncer de pulmón. La posibilidad de morir por esta neoplasia no se equipara a la del no fumador hasta 30 años después de abandonar la nicotina. Aunque el estudio se ha hecho con mujeres, Kenfiel cree, en todo caso, que los resultados son extrapolables al sexo opuesto.

Para esta investigadora, el mensaje principal debe ser que "nunca es tarde para dejar de fumar". De hecho, la investigadora recomienda dar este paso incluso a los mayores de 70 años, dados los beneficios inmediatos y los observados a corto plazo.

 

Un 13% menos de riesgo de muerte

1. Muerte en general

A los cinco años de dejar de fumar, los ex adictos reducen  su riesgo de morir por cualquier causa un 13%. A los 20 años se equipara al de un no fumador.

2. Patología cardiovascular

En lo que más se nota el abandono del tabaco es en el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, la primera causa de muerte en los países desarrollados. Las posibilidades de fallecer por el desarrollo de una patología cardiaca disminuyen en un 61% y las de hacerlo por enfermedad vascular, como un ictus, en un 42% a los cinco años.

3. Enfermedad respiratoria

Un lustro después de abandonar el tabaco,  el riesgo de morir por una enfermedad respiratoria se reduce en un 18% y se equipara al del no fumador a los 20 años del abandono del tabaco. El cáncer de pulmón no se incluye . 

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad