Martes, 6 de Mayo de 2008

La ONU está a la espera de poder enviar ayuda y equipos técnicos a Birmania

EFE ·06/05/2008 - 07:01h

EFE - Destrozos que causó un árbol en una vivienda tras el paso del ciclón tropical Nargis. EFE/Cortesía de La Voz Democrática de Myanmar

La ONU está a la espera de poder hacer llegar a Birmania (Myanmar) la ayuda humanitaria y los equipos de técnicos que ha enviado a la región para asistir a los afectados por el paso del ciclón Nargis por el sur del país asiático.

El director en Nueva York de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHA), Rashid Khalikov, indicó en una rueda de prensa que un equipo de especialistas en evaluación de daños está en Bangkok esperando visados y que hay acumulados cargamentos en la capital tailandesa para ser enviados a la vecina Birmania.

"La ayuda humanitaria está lista para que ser enviada", afirmó Khalikov, que no pudo especificar si algún cargamento de las Naciones Unidas ya ha cruzado la frontera birmana.

Aseguró que el organismo ha solicitado al régimen militar que gobierna el país que flexibilice los trámites burocráticos que podrían retrasar la llegada de la ayuda internacional.

El mismo secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, envió hoy una carta al jefe de la Junta Militar de Birmania, el general Than Shwe, en la que le pide la máxima colaboración con las organizaciones internacionales que desean asistir a la población afectada.

Khalikov destacó que el Gobierno birmano ha declarado su intención de aceptar asistencia externa, pero declinó especificar si la cooperación de las autoridades ha sido hasta el momento la adecuada.

"Uno tiene que entender que el Gobierno no tiene experiencia en gestionar grandes operaciones de ayuda internacional", apuntó.

Por otro lado, admitió que los cuatro días que han pasado desde el paso del ciclón, que ha causado 22.000 muertos y 41.000 desaparecidos, "es mucho tiempo" para no haber empezado ya un reparto a gran escala de asistencia.

En ese sentido, aseguró que las pésima comunicación con Rangún ha hecho muy difícil hacerse una idea exacta de las necesidades y del número de afectados, que las autoridades birmanas calculan en un millón.

"La región del sur de Birmania afectada cuenta con unos 24 millones de habitantes, pero desconocemos cuántos de ellos requieren de asistencia inmediata", precisó.

Entre las peticiones de materiales que les ha hecho llegar la misión de la ONU en Rangún se encuentran lonas de plástico, tabletas purificadoras de agua, telas mosquiteras y alimentos, precisó.

La OCHA espera tener una mejor idea de la situación una vez su equipo de cinco especialistas pueda viajar al país, pero por el momento se encuentra retenido en Bangkok junto a otro personal de la ONU a la espera de visados.

Khalikov dijo que la embajada birmana en la capital tailandesa aduce que no ha recibido instrucciones de su Gobierno y recordó que las autoridades paquistaníes eliminaron el requerimiento de visado tras el terremoto que asoló parte del país en 2005.

"Esperemos que el Gobierno entienda cómo funcionan este tipo de actuaciones de emergencias y facilite los trámites", insistió.

OCHA está a la espera de mayor información para liberar fondos de su reserva de emergencias y completar una petición de ayuda financiera de emergencia a la comunidad internacional, que desearían divulgar el viernes, agregó.

Por su parte, la portavoz de la ONU, Marie Okabe, dijo que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) cuenta por el momento con 800 toneladas de arroz almacenadas en Rangún que ha empezado a distribuir, pero que está a la espera de que lleguen vuelos del exterior para incrementar sus existencias.