Martes, 6 de Mayo de 2008

La Biblioteca Nacional exhibe sus "tesoros" robados y recuperados

EFE ·06/05/2008 - 09:15h

EFE - Imagen de la exposición "Mapas recuperados" que exhibe los originales robados en la Biblioteca Nacional junto a los volúmenes de los que fueron arrancados, en una muestra que inaugura hoy la directora de la Biblioteca Nacional.

Once de las dieciséis láminas robadas en la Biblioteca Nacional de España se exhiben ahora en la exposición "Mapas Recuperados" junto a los once volúmenes, seis de ellos incunables y otros cinco considerados raros, de los que fueron arrancadas y sustraídas.

La muestra, que estará abierta hasta el próximo domingo, fue inaugurada en Madrid por la directora de la Biblioteca, Milagros del Corral, junto a los responsables de la Guardia Civil (policía militarizada) encargados de la investigación de este caso.

A pesar de que todavía falta por recuperar cinco de las piezas robadas, las que se encuentran ya en su sitio y se exhiben ahora son la mayoría y las más importantes de las sustraídas, según Del Corral.

La directora agradeció a los miembros de la Guardia Civil presentes en el acto la investigación larga, laboriosa y compleja, pero también eficaz, puesta en marcha para recuperar las láminas.

El capitán Miguel Ángel Villanueva, del grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad de la Guardia Civil que lleva a cabo la investigación, se mostró prudente al comentar la marcha de las pesquisas y se limitó a afirmar que se tienen pistas concretas que van por el buen camino.

En agosto de 2007, durante una revisión aleatoria, se descubrió que algunos libros estaban mutilados, lo que alertó a los responsables y llevó a la investigación de todos los volúmenes que habían sido consultados por el mismo usuario.

Ese usuario resultó ser César Gómez Rivero, actualmente en libertad bajo fianza en Argentina, donde ha sido acusado de venta ilegal ya que allí no está tipificado el delito contra el Patrimonio.

Desde Madrid se ha solicitado la extradición de Gómez Rivero, y desde el Ministerio de Justicia se ha requerido al juez argentino información sobre cómo se encuentra el asunto, que no ha sido enviada, según las autoridades españolas.

Tampoco la Guardia Civil ha podido interrogar al autor, al que el juez español acusa de hurto agravado y de un delito de contrabando.

"Estamos ante un caso de justicia internacional, siempre complejo y lento", dijo la directora de la Biblioteca.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil han permitido saber, por ejemplo, que el mapa perteneciente a "La Cosmografía de Ptolomeo" encontrado en Sídney ha pasado por cuatro intermediarios: el primero pagó entre 20.000 y 30.000 dólares, y el último desembolsó 140.000 euros (unos 210.000 dólares).

El desgraciado asunto ocurrido en la Biblioteca Nacional "nos ha enseñado muchas lecciones", reconoció Milagros del Corral, quien explicó que se ha hecho un recuento, "la mejor auditoría que podía hacerse", que ha dado muy buenos resultados, sin ninguna incidencia grave.

Además, las medidas de seguridad se han reforzado tanto en el aspecto tecnológico como con medidas aleatorias.

"Estas medidas han demostrado gran eficacia aunque, blindada y todo, ninguna biblioteca del mundo puede asegurar un riesgo cero ya que la relación del visitante con el objeto es muy íntima", dijo.

Las láminas sustraídas de la Sala Cervantes, que tras su exhibición en esta exposición serán restauradas por el Laboratorio de la Biblioteca, son dos mapas de sendos ejemplares de la edición incunable de la "Cosmografía" de Claudio Ptolomeo, de 1482; un mapa de 1507 de la "Geografía" de Ptolomeo; un mapa de la "Geografía" de Ptolomeo de la edición de 1513 y una hoja de grabado de la "Cosmografía" de Petrus Apianus, editada en 1529.

Se exhiben también los mapas de la "Cosmografía" de Pomponio Mela, editada en 1498; el mapa de Macrobio, de 1485; el de Bartolomé García de Nodal, de 1621, y tres hojas de grabado del "Arte de ballestería y montería" de Alonso Martínez de Espinar.