Martes, 6 de Mayo de 2008

La central nuclear de Trillo vuelve a producir electricidad tras una parada de 40 días

EFE ·06/05/2008 - 16:57h

EFE - La central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha quedado hoy conectada a la red eléctrica nacional tras una parada que se ha prolongado cuarenta días pues se inició tras detectarse un incidente en una barra de control y se aprovechó para adelantar la recarga de combustible, ya concluida.

La central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha quedado hoy conectada a la red eléctrica nacional tras una parada que se ha prolongado cuarenta días pues se inició tras detectarse un incidente en una barra de control y se aprovechó para adelantar la recarga de combustible, ya concluida.

La central nuclear de Trillo -la de tecnología más avanzada de España- quedó conectada a la red a las 10:13 horas de hoy, se encuentra ya en proceso de recarga y se espera que a lo largo de la tarde-noche alcance su máxima potencia, según informaron a EFE fuentes de la planta nuclear.

Desde el pasado 27 de marzo, y en apenas unas semanas, la central sufrió la caída parcial de una de las barras de control del reactor, por lo que se decidió abrir la vasija y, durante la revisión de esta anomalía, se cayó al fondo una tuerca que se llevó a Alemania para averiguar por qué se rompió.

Durante la parada, y "por seguridad", se sustituyeron las actuales barras de control del reactor por las antiguas -situadas en la piscina de combustible- con el fin de proceder a su estudio y verificar su funcionamiento para descartar nuevas anomalías, según las mismas fuentes.

La pieza que cayó a la vasija del reactor, una tuerca pequeña, está todavía en Alemania en estudio, para averiguar la razón por la que pudo soltarse de una de las barras, en la que ya se había detectado un problema previo.

La central nuclear ha insistido en que "ninguno de estos sucesos ha supuesto riesgo alguno para los trabajadores de la planta ni para el entorno o para el medio ambiente".

Aunque inicialmente durante esta parada no estaba previsto realizar todos los trabajos de su vigésima recarga, finalmente fue posible gracias a que la parada se prolongó más de lo previsto.

Entre las actividades que se han ejecutado figura la inspección de los elementos de combustible y barras de control, la revisión de la bomba principal del circuito primario y de los tubos de los generadores de vapor y también se realizaron algunas mejoras de diseño.

Cerca de 800 personas, además de los trabajadores de la central, contratadas a través de 45 empresas especializadas, han colaborado en el proceso de recarga.