Martes, 6 de Mayo de 2008

La UE llama la atención a Turquía por el uso de la fuerza en las manifestaciones del 1 de mayo

EFE ·06/05/2008 - 17:52h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores esloveno, Dimitrij Rupel (izq.), conversa con su homólogo turco, Ali Babacan, antes de la rueda de prensa ofrecida en Ankara.

La Troika de la Unión Europea (UE) trasladó hoy al gobierno turco su preocupación por el uso "desproporcionado" de la fuerza por parte de la policía en las manifestaciones del pasado 1 de mayo en el centro de Estambul.

El ministro turco de Exteriores, Ali Babacan, recibió hoy a su homólogo esloveno Dimitrij Rupel, cuyo país ejerce la presidencia rotativa de la UE, al ministro francés de Asuntos Europeos, Jean Pierre Jouyet, y al comisario para la Ampliación, Olli Rehn.

En declaraciones a los medios al finalizar el encuentro, los participantes señalaron que abordaron las relaciones turco-europeas y asuntos regionales y globales, como la situación en Oriente Medio, Irak e Irán, en una atmósfera "amigable y fructífera".

El encuentro con la Troika se produce en un momento en el que el gobierno turco de islamistas moderados espera el apoyo en bloque de la UE frente al proceso judicial iniciado en el Tribunal Constitucional para ilegalizar al partido gobernante, el AKP.

Sin embargo, los acontecimientos del Día del Trabajo, cuando la policía utilizó cañones de agua y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que intentaban acceder a la plaza de Taskim, ensombreció el encuentro.

El respeto de los derechos civiles y humanos en Turquía es una condición "sine qua non" para que las negociaciones de acceso de a la UE lleguen a buen puerto.

"Hemos mencionado el uso desproporcionado de la fuerza durante el 1 de Mayo y hemos expresado nuestra esperanza de que estos casos sean investigados y el tema de los derechos sindicales sea llevado al parlamento para introducir estándares europeos", manifestó el comisario europeo.

En cuanto al caso planteado para ilegalizar al AKP por no respetar los principios del laicismo, el comisario recalcó que la UE "no puede ser neutral" ya que Turquía es un país candidato y subrayó que el tema debe resolverse respetando los principios democráticos y de acuerdo a los estándares judiciales.

El ministro esloveno de Exteriores también se sumó a la preocupación sobre el proceso judicial que afronta el AKP pero afirmó estar "seguro" de que Turquía algún día se adherirá a la UE como miembro de pleno derecho.

La parte turca aseguró que seguirá el camino de las reformas "con decisión" y "con el objetivo de ser miembros de pleno derecho de la UE".

Los encuentros de la Troika con Turquía se realizan cada seis meses para supervisar el proceso de adhesión del candidato euroasiático, cuyas negociaciones comenzaron en octubre de 2005.

Hasta el momento se han abierto 10 de los 35 capítulos sobre las áreas en las que es necesario adaptar la legislación nacional turca a la comunitaria.

Sin embargo, en 2006 la UE congeló las negociaciones en 8 capítulos ante la negativa de Turquía a garantizar acceso a sus puertos y aeropuertos a los barcos y aviones grecochipriotas.