Martes, 6 de Mayo de 2008

España necesita 600.000 empresarias más para alcanzar la igualdad

Los ministros de Industria e Igualdad han firmado con el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros un programa de ayuda económica para mujeres emprendedoras

AGENCIAS ·06/05/2008 - 17:30h

EFE - La ministra de Igualdad, Bibiana Aido, y el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián (i), tras firmar hoy con el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás (d), un convenio para la concesión de microcréditos a mujeres emprendedoras y otro con varias asociaciones de mujeres especializadas en el asesoramiento para la puesta en marcha de empresas. EFE/Juan M. Espinosa

El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, ha subrayado hoy que para "equilibrar la balanza" y lograr la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito económico harían falta 600.000 empresarias más.

Tras firmar un programa de ayuda económica para emprendedoras, Sebastián ha lamentado la escasa presencia de mujeres en puestos directivos y ha recordado que de los 1,1 millones de empresarios que hay en España, sólo el 25% son mujeres.

"La presencia femenina en ámbitos como la economía o la política es todavía muy baja respecto de la de los varones", un déficit "perfectamente palpable" en el mercado laboral, donde sólo una de cada diez mujeres es empresaria (autónoma o empleadora).

Ha recordado que, pese a que demográficamente la población española está equilibrada, el mercado de trabajo refleja "la asimetría de género que hay en nuestro país", en el que la tasa de empleo de las mujeres (55,6 por ciento) difiere en más de veinte puntos sobre la de los hombres (76,2 por ciento). Además, Sebastián ha asegurado que España "necesita avanzar en igualdad" porque "la igualdad no sólo es un factor de equidad, sino también de eficiencia económica".

Microcréditos para emprendedoras

Si la tasa de actividad femenina llegase a la media europea, el Producto Interior Bruto (PIB) español crecería el ocho por ciento (80.000 millones de euros) y la renta per cápita de España superaría la de Francia e igualaría la de Alemania, según el ministro. "Por eso merece la pena afrontar el reto con todas nuestras fuerzas y aumentar el empleo femenino" con iniciativas como ésta, que es "un paso más en el largo camino de la igualdad".

El programa de microcréditos suscrito hoy por los titulares de Igualdad y de Industria, Turismo y Comercio, y por el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintas, va dirigido a las mujeres con una iniciativa empresarial, validada por la Dirección General de Política de la PYME. Además, el programa cuenta con la colaboración de ocho organizaciones de mujeres que asesorarán a las beneficiarias de los microcréditos.

El proyecto -cofinanciado por el Fondo Social Europeo-, permitirá que las mujeres emprendedoras y sin recursos puedan solicitar préstamos de 15.000 euros que, en ocasiones debidamente justificadas, podrán alcanzar los 25.000 euros, con un interés fijo del seis por ciento y un plazo de amortización de cinco años más seis meses de carencia optativos, sin comisiones de ningún tipo.

Un proyecto que se inició en 2001

La ministra de Igualdad, Bibiana Aido, ha recordado que el programa funciona desde el año 2001 y que, desde entonces, se han concedido 750 microcréditos por valor de 9,7 millones de euros que han ayudado a las mujeres a constituir su propia empresa. Aido ha explicado que las beneficiarias de este proyecto son mujeres de entre 25 y 45 años de edad, con estudios secundarios.

El 60 por ciento son españolas y el 40 por ciento extranjeras (principalmente de Sudamérica y Europa del Este) que emplean el préstamo para iniciar un negocio al por menor en servicios y hostelería, estética y educación. El presidente de la CECA ha destacado que, aunque las Cajas de Ahorros se suman ahora a este proyecto, estas entidades llevan 190 años luchando contra la exclusión social y promoviendo la igualdad. De hecho, el 41 por ciento de la plantilla de las Cajas está formada por mujeres y el 23 por ciento son directivas.