Martes, 6 de Mayo de 2008

ERC dice que la nueva financiación debe negociarse primero con Cataluña y luego con las demás CCAA

EFE ·06/05/2008 - 14:58h

EFE - El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha afirmado hoy que el nuevo modelo de financiación autonómica ha de definirse primero entre los gobiernos español y catalán para que posteriormente puedan corregirlo los demás territorios en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Ridao, en una conferencia de prensa celebrada en la Cámara Baja, ha señalado que en la negociación de la reforma del sistema de financiación de las autonomías es tan importante en el contenido como las formas, ya que, según establece el Estatuto catalán, el modelo debe acordarse de modo bilateral entre el Gobierno central y la Generalitat.

El dirigente independentista, por tanto, ha rechazado que sea la Ejecutiva Federal del PSOE la que negocie el cambio del sistema, lo que ha tildado de "tomadura de pelo".

Según ha señalado, da la sensación de que los socialistas esperan "una sentencia adversa del Tribunal Constitucional que le sea favorable" para encarar la negociación y "apaciguar a los barones territoriales" del propio partido.

"Si se produce el retraso sería un incumplimiento flagrante del Estatuto, que establece el 9 de agosto como fecha de entrada en vigor del nuevo sistema", ha puntualizado Ridao antes de apostillar: "El problema es de voluntad política".

Con todo, el portavoz de ERC en la Cámara Baja ha dejado claro que está a favor de que todas las comunidades puedan beneficiarse del cambio de modelo.

Asimismo el portavoz de ERC en el Congreso ha alertado de que las demoras en la negociación abocarían a las arcas de la Generalitat de Cataluña a una "situación insostenible".

Ridao también se ha referido a las especulaciones acerca de una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) contraria al texto del Estatuto.

A su juicio, cualquier pronunciamiento en ese sentido, o bien "interpretando a la baja el contenido", colisionaría con la voluntad del pueblo catalán, que mayoritariamente se expresó a favor del Estatuto en referéndum.

Ante un hipotético panorama de estas características, y si no ha tenido lugar antes la renovación del alto tribunal, no quedará más salida, ha indicado Ridao, que "desplegar de facto el Estatuto por el Gobierno catalán" y "buscar una respuesta unitaria y contundente a lo que sería un desafío a la voluntad popular catalana".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad