Martes, 6 de Mayo de 2008

Miles de manifestantes pro tibetanos reciben a Hu Jintao en Japón

EFE ·06/05/2008 - 09:25h

EFE - El presidente de China, Hu Jintao (izq), y su esposa Liu Yongqing saludan a su llegada al aeropuerto internacional de Tokio, Japón, hoy martes 6 de mayo. Jintao llegó a la capital nipona para una visita oficial de cinco días, la primera de un jefe de estado chino en diez años.

Miles de manifestantes pro tibetanos marcharon hoy en áreas céntricas de Tokio para protestar contra las políticas de China y los Juegos de Pekín, con motivo del inicio de la visita a Japón del presidente chino, Hu Jintao.

Los manifestantes marcharon por zonas como Omotesando y Shinjuku, entre las áreas comerciales más populares de Tokio, con camisetas y pancartas en las que se podían leer mensajes en inglés como "Free Tibet" ("Tíbet Libre") o "We Want Justice" ("Queremos Justicia").

Muchas de las personas congregadas, en su mayoría japonesas, portaban imágenes del líder espiritual del Tíbet, el Dalai Lama, y camisetas que mostraban esposas entrelazadas que emulaban el logotipo de los aros olímpicos.

Los manifestantes expresaron su desacuerdo con que se celebren los Juegos Olímpicos en agosto próximo en Pekín y pidieron "Democracia para China Ahora".

La policía japonesa desplegó desde hoy un contingente de 6.600 agentes para incrementar las medidas de seguridad durante la visita de Hu, que llegó a primera hora de la tarde a Tokio para un viaje de cinco días.

Según el diario nipón "The Japan Times", el número de policías movilizados dobla el establecido el mes pasado para proteger el paso de la antorcha olímpica por la localidad de Nagano (norte de Japón).

Hu Jintao llegó esta mañana a Tokio en la primera visita oficial de un presidente chino a Japón en diez años, con el objetivo de mejorar las relaciones chino-japonesas.

Hu se reunirá mañana con el primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, para hablar de los derechos de explotación de gas en el Mar de China Oriental, el cambio climático y, posiblemente, la situación en el Tíbet.