Martes, 6 de Mayo de 2008

Pekín dice que las protestas en Japón no afectan a las relaciones bilaterales

EFE ·06/05/2008 - 09:25h

EFE - El presidente de China, Hu Jintao (izq), y su esposa Liu Yongqing saludan a su llegada al aeropuerto internacional de Tokio, Japón, hoy martes 6 de mayo. Jintao llegó a la capital nipona para una visita oficial de cinco días, la primera de un jefe de estado chino en diez años.

El Gobierno de Pekín negó hoy que las protestas de los miles de manifestantes que han recibido en Tokio al presidente chino, Hu Jintao, como muestra de apoyo a los tibetanos afecten a las relaciones bilaterales.

"Las interrupciones por independentistas tibetanos no son nada comparado con la corriente dominante de apoyo a la amistad entre China y Japón", manifestó hoy en rueda de prensa el portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Qin Gang.

Hu Jintao comenzó hoy la primera visita de un presidente chino en una década a Japón, el principal rival político y económico de China en Asia, en un momento de distensión en sus relaciones diplomáticas.

"Los intentos por interrumpir las relaciones entre China y Japón utilizando el problema tibetano no van a llevar a ningún sitio", advirtió Qin.

Miles de manifestantes con camisetas y pancartas en favor de la independencia del Tíbet marcharon hoy por el centro de Tokio en protesta por las políticas de China en la región autónoma -reprimida militarmente tras los disturbios tibetanos de marzo-, con motivo del inicio hoy de la visita de Hu Jintao.

Estos manifestantes expresaron también su desacuerdo con la celebración de los Juegos Olímpicos de agosto en Pekín y exigieron "Democracia para China ahora".

"En cuanto al problema del Tíbet, esperamos que el Gobierno japonés apoye los esfuerzos del Gobierno y pueblo chinos por salvaguardar su integridad territorial soberana", agregó el funcionario, después de que Tokio pidiera en las últimas semanas a Pekín que entablara un diálogo con el Dalai Lama, líder espiritual tibetano en el exilio.

Los analistas señalan que la visita de Hu Jintao a Japón podría arrancar de los líderes nipones un compromiso de asistencia a la ceremonia inaugural de los Juegos.

"Sabemos que el Gobierno japonés apoya totalmente los Juegos y que el pueblo japonés ha expresado su intenso entusiasmo por el relevo de la antorcha", explicó Qin obviando las interrupciones en el relevo registradas al paso de la antorcha por suelo nipón.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad