Martes, 6 de Mayo de 2008

La concejala Alemany dice que la propiedad de Hidalgo es "una vivienda en toda regla"

EFE ·06/05/2008 - 13:01h

EFE - En la imagen, el ex alcalde de Andratx Eugenio Hidalgo, a su llegada a la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, donde ayer comenzó el juicio por el 'Caso Andratx', la primera gran causa de corrupción urbanística en Mallorca.

La concejal de UM del Ayuntamiento de Andratx y actual alcaldesa accidental, Isabel Alemany, ha asegurado hoy en la Audiencia Provincial de Palma que acudió a una comida en la propiedad del ex alcalde, por invitación de Eugenio Hidalgo, donde comprobó que la construcción "era una vivienda en toda regla".

En la segunda jornada del proceso, Alemany ha explicado en calidad de testigo que en dicha comida Hidalgo le dijo "que era legal, que tenía todos los papeles en regla, que se los había dado Mateu Morro por haber repartido papeletas del PSM".

La concejal ha indicado que en septiembre de 2005, tras una denuncia por ruidos en la propiedad de Hidalgo, formulada por un policía, ella y otros ediles de la oposición (de UM y PSOE) solicitaron ver el expediente de un cerramiento que se estaba llevando a cabo en la propiedad de Hidalgo para saber "si el alcalde no cumplía la ordenanza de no hacer ruido y si esa licencia (de obra) era posterior a la denuncia", circunstancia que confirmaron.

"Nuestro asombro fue que ni había permiso de Agricultura ni se sostenía por ningún sitio ese expediente", ha dicho Alemany, quien ha puntualizado que dicho documento incluía "un informe del señor Gibert que decía que era un almacén agrícola de más de 50 años, algo que no era cierto".

Alemany ha explicado que otras personas se habían interesado anteriormente por comprar la propiedad "pero cuando iban al Ayuntamiento a preguntar qué se podía hacer, les decían que no se podía hacer nada", ya que según la edil, no es posible realizar "ninguna construcción de nueva planta en 3.000 metros de zona ARIP" (Área Rústica de Interés Paisajístico).

Por su parte, los Guardias Civiles que realizaron la inspección ocular de la construcción propiedad del ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, han explicado hoy que apreciaron elementos propios de "una casa" y no una nave agrícola como cuadros, muebles, una campaña estractora o una antena parabólica.

Los agentes que inspeccionaron la edificación, como consecuencia de la apertura del expediente de infracción urbanística, han asegurado que no tenía apariencia de nave agrícola por elementos como "que hubiera suelo, cuadros, instalación de teléfono o maderas de buena calidad".

Otro de los agentes ha destacado que durante la inspección apreció un salón, un dormitorio y dos antenas parabólicas.

El primer agente en declarar ha dicho que a su juicio, al ser una obra de nueva construcción "es ilegal".

"Las naves que yo había visto eran diáfanas y esta tenía varios huecos y habitáculos" ha dicho el agente responsable de la inspección, quien ha añadido que en el exterior "había una zona asfaltada, que no es habitual en otras explotaciones", aunque ha reconocido que excepto por la casa, el aspecto era de una explotación agrícola.

Otros elementos que hicieron sospechar a los Guardias Civiles del carácter de nave agrícola fueron que "la zona de la campana estractora parecía recién pintada y había dos sumideros que parecían hechos hace poco porque el color del cemento era diferente al de las baldosas".

El primer agente en declarar ha reconocido que tenían constancia, por la intervención telefónica, de que "presuntamente en la caseta se estaban sacando muebles y al sumidero le iban a echar gasoil para disimular la coloración".