Martes, 6 de Mayo de 2008

Detienen a los dos últimos neofascistas del grupo que mató a un joven por un cigarro

EFE ·06/05/2008 - 12:43h

EFE - La policía forense italiana examina el cuerpo de un hombre que resultó muerto en la calle.

La Policía italiana detuvo hoy a los dos jóvenes que quedaban en libertad del grupo vinculado a la extrema derecha que mató de una paliza a Nicola Tommasoli, de 29 años, sólo porque no les quiso dar un cigarrillo.

Federico Perini, de 20 años, y Nicolo Veneri, de 19, fueron arrestados en la región norteña de Lombardía, tras cinco días de huida y después de que sus familias les convencieran de que se entregaran.

Los médicos del hospital Borgo Trento de Verona certificaron ayer la muerte cerebral de Tommasoli, que había quedado en estado de coma tras la paliza recibida el pasado 1 de mayo en Verona (noroeste de Italia).

En estos días, los otros integrantes de la banda Guglielmo Corsi, de 19 años, Andrea Vesentini, de 20, y Raffaele Dalle Donne, de 19, se habían ido entregando a la policía.

El caso ha conmocionado a la opinión pública italiana por la violencia con que los jóvenes, todos de familias de clase acomodada, agredieron a Tommasoli por tan fútil motivo.

El jefe de Policía de la ciudad, Vincenzo Stingone, afirmó en rueda de prensa que la paliza no se produjo "por motivos políticos" y reiteró la versión de que el detonante fue la negativa de la víctima a dar un cigarrillo a sus agresores.