Martes, 6 de Mayo de 2008

Bush festeja su último 5 de mayo con mariachis y Shaila Dúrcal

EFE ·06/05/2008 - 11:03h

EFE - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush (c), posa junto a la primera dama Laura Bush (i) y la cantante Shaila Durcal (d) durante una cena organizada en el Jardín Rosa de la Casa Blanca en Washington DC (EEUU), para conmenorar el Cinco de Mayo.

El presidente de EE.UU., George W. Bush, festejó anoche su último 5 de mayo en la Casa Blanca destacando los vínculos de su país con México, en una celebración amenizada por la cantante española Shaila Dúrcal.

Ante embajadores, líderes del Congreso y representantes de la comunidad mexicana, Bush afirmó durante una ceremonia en la Rosaleda que a EE.UU. y México los une más que la geografía ya que comparten "valores, nuestro amor a la familia y la fe, y la libertad".

"Compartimos el interés de asegurarnos que nuestra gente sea próspera y segura", agregó.

Tal como ha hecho en otras ocasiones, Bush destacó la cultura y las contribuciones de los mexicanos que, aseguró, han hecho de EE.UU. un país "más rico y vibrante".

"Hoy honramos a los mexicoamericanos que viven en EE.UU. y nos consideramos afortunados de tener a México como amigo y vecino", agregó.

Pero, en esta ocasión, Bush no tocó el tema de la reforma migratoria, que fue una de sus prioridades legislativas, pero que fracasó en el Congreso el año pasado.

El mandatario estadounidense sí destacó la presencia de Shaila Dúrcal, a quien agradeció que haya "interrumpido su luna de miel" para unirse a la celebración del 5 de mayo, fecha que conmemora la victoria de los soldados mexicanos frente a las tropas invasoras de Francia en 1862.

Acompañada por la banda de mariachis Campana de las Américas, Dúrcal dijo que se trataba de una noche "tan, tan especial" porque "soy mexicana de corazón, igual que lo era mi madre", la fallecida cantante Rocío Dúrcal.

"Estoy muy honrada de estar aquí esta noche compartiendo con ustedes una noche tan maravillosa", dijo Dúrcal al dirigirse a Bush y su esposa Laura.

"Saben que vine para mi luna de miel, y esto es parte de mi luna de miel, así es que será maravilloso recordarlo", dijo Dúrcal, quien interpretó tres temas, incluyendo algunos de su más reciente álbum titulado "Recordando".

El disco, que salió al mercado en febrero en Estados Unidos, ha alcanzado gran éxito en España y Latinoamérica.

Dúrcal, nominada a varios premios, incluido un Grammy Latino en 2007, ha vendido 250.000 copias en Latinoamérica y España, donde ha recibido Doble Disco de Platino.

Luciendo un traje largo, Dúrcal arrancó aplausos de los cerca de 200 invitados, especialmente cuando entonó la balada "Amor eterno", uno de los temas popularizados por su madre, quien encontró en México fama y su segundo hogar.

Entre los invitados a la cena, figuraban miembros del Gabinete de Bush, el embajador de México en EE.UU., Arturo Sarukhan, y el de EE.UU. en México, Antonio Garza, así como sus respectivas esposas.

También acudieron la ex tesorera de EE.UU., la mexicoamericana Rosario Marín, líderes empresariales y representantes de la comunidad mexicana en este país.

A lo largo de su mandato, Bush nunca ha sido un ave nocturna y hoy tampoco rompió esa rutina, ya que dio por concluida la ceremonia, que los periodistas pudieron presenciar por algunos minutos, alrededor de las 21.00 hora local (01.00 GMT).

El alegre alboroto de las trompetas de los mariachis llamaron la atención de los turistas, curiosos por lo que ocurría adentro, a pocos metros de la calle.