Lunes, 5 de Mayo de 2008

Rato y Botín declararán como imputados por el caso Fuensanta

Un accionista de Banesto se querella por la compra parcial en 1999

B. C. B. / AGENCIAS ·05/05/2008 - 21:51h

El ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato, ha sido llamado a declarar como imputado por el caso Aguas de Fuensanta y lo hará junto a su actual jefe, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín. El caso, que está en fase de instrucción y sólo se ha admitido a trámite, trata de esclarecer las circunstancias en las que se realizó la compra del 45,3% de la empresa (vinculada a los Rato) por Banesto en 1999.

Empleado y empleador no coincidirán ante el juez, ya que Botín está convocado junto con su hermano, Jaime, el ex presidente de Banesto, Alfredo Sáez, y otros gestores financieros el 8 de mayo, mientras que Rato deberá acudir con su hermano Ramón el 27 de este mismo mes. Es la primera vez que Rato es llamado a declarar tras perder su inmunidad al renunciar a su cargo  al frente del FMI.

El abogado Francisco Franco Otegui presentó en 2004 la querella criminal que ha motivado el caso y que fue ampliada en 2005 por Antonio Panea, abogado y accionista de Santander y Banesto. En la querella, los demandantes acusan a los imputados de apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil, negativa a socio del derecho de información y cohecho, y aseguran que la transacción tenía como objeto “ganarse el favor de Rato” y que el precio que se pagó fue “desorbitado para una sociedad en quiebra técnica”.

Aguas de Fuensanta está ligada de cerca a la trayectoria de Rato. En 1976, la compañía le ofreció uno de sus primeros trabajos al volver a España tras finalizar sus estudios en Berkeley (EEUU). Además, el cuñado de Rato, José de la Rosa, y su ex mujer, María Ángeles Alarcó, han participado como ejecutivos de la filial, Grupo Alimentario de Exclusivas, hasta 2003. Los hermanos Rato y su padre fueron consejeros durante la década de los noventa.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad