Lunes, 5 de Mayo de 2008

Un portugués muerto al caerle una canalización de hormigón en Logroño

EFE ·05/05/2008 - 21:43h

EFE - Un trabajador portugués de 33 años ha muerto al caerle encima hoy una canalización de hormigón en unas obras de la calle Luis de Ulloa, de Logroño. El trabajador accidentado fue trasladado aun con vida por los recursos sanitarios al cercano Hospital San Pedro, donde falleció poco después. En la imagen, detalle de las obras donde se produjo el suceso.

Un trabajador portugués de 33 años, que responde a las iniciales M.V.T., ha muerto hoy al ser aplastado por una canalización de hormigón en unas obras de la calle Luis de Ulloa, de Logroño.

Al parecer, según ha informado el sindicato MCA-UGT, el suceso se produjo cuando una mini-excavadora elevaba a la vez dos tubos de un desagüe, uno de los cuales se movió e impacto con el empleado.

El suceso se produjo sobre las 15:18 horas en los trabajos de remodelación que se desarrollan en el edificio Politécnico, que ejecuta Construcciones San José, según han destacado fuentes de la Universidad de La Rioja.

El trabajador accidentado fue trasladado aun con vida por los recursos sanitarios al cercano Hospital San Pedro, donde falleció poco después.

MCA-UGT ha insistido a través de un comunicado en que el accidente se ha producido fuera del horario habitual de trabajo, cuando solo se encontraban tres trabajadores en la obra e incumpliendo la normativa de prevención de riesgos laborales que impide manipular una carga por encima de un trabajador.

También ha recordado que las mini-excavadoras no deben utilizarse para este tipo de trabajos.

MCA-UGT ha llamado mañana al mediodía a una concentración de protesta por esta muerte en la esquina de la calle Milicias con Avenida de Colón.

Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras ha hecho un llamamiento a los empresarios y a las autoridades competentes en la materia para que pongan freno inmediatamente a "la sangría" de trabajadores fallecidos en accidente laboral a lo largo de este año en la Comunidad.

Esta es la séptima muerte que se produce en 2008 en la región o en la que se ve implicado un trabajador riojano.

El primero de los accidentes mortales ocurrió el pasado 3 de enero, cuando fallecieron un trabajador gallego y otro vallisoletano, de 35 y 37 años respectivamente, en un accidente ocurrido en los nuevos accesos al hospital de San Pedro que ejecuta el Gobierno de La Rioja.

El 11 de marzo perdió la vida en Durango un riojano de 19 años que trabajaba para una empresa de la Comunidad subcontratada en unas obras de un pabellón industrial en esta localidad vizcaína, tras caérsele encima tres piezas de cristal de 1.500 kilos.

El 27 de marzo falleció un panadero de 58 años, residente en Briones, en la localidad de San Asensio, en un accidente in itinere.

El 10 de abril murió otro trabajador portugués, de 30 años, perteneciente a una subcontrata, al caerse de un andamio en unos pisos en construcción en la Avenida de la Sierra, de Logroño.