Lunes, 5 de Mayo de 2008

Condena de 28 años por violación y asesinato

Miguel Ángel Martínez del Arco mató en 2005 a María Mercedes Pablo Vinaixa tras aprovechar que estaba ebria para violarla

A.M.V. ·05/05/2008 - 21:18h

María Mercedes Pablo Vinaixa pudo salvar la vida si en la madrugada del 11 de junio de 2005 un camarero hubiera llamado a los servicios médicos para avisar de su estado de intoxicación etílica. Pero su acompañante de aquella noche, Miguel Ángel Martínez del Arco, se negó en redondo a avisar a nadie: tenía otras intenciones.

La Audiencia de Tarragona le ha condenado a 28 años de cárcel por la violación y asesinato de María Mercedes. La víctima, vecina de Reus (Tarragona) de 33 años, conoció a través de un conocido al que iba a ser su verdugo.

La sentencia considera probado que tras tomar varias copas en el bar Campus, ambos se desplazaron a un segundo local, el Chaplin, donde siguieron bebiendo. La intoxicación etílica de Mercedes la llevó a desmayarse, y su destino empezó a quedar sellado.

El condenado declinó llamar a los servicios médicos y arrastró a su víctima a duras penas hacia el domicilio donde residía en compañía de su tío y la hija de éste. Una vez en el interior de la vivienda, y según la sentencia, "aprovechando el estado de embriaguez y semiinconsciencia en que se encontraba Mercedes, sin el consentimiento de la misma y con el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, la penetró vaginalmente".

Tras golpearla, morderla y ponerle instrumentos de filo en el cuello, el condenado la asfixió con su propia mano "hasta causarle la muerte". El procesado bajó entonces el cuerpo semidesnudo y lo tiró a un contenedor próximo a su domicilio, donde sería encontrado por un vecino.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad