Lunes, 5 de Mayo de 2008

El subdelegado del Gobierno de Pontevedra apeló a la Justicia para resolver el caso makekele

EFE ·05/05/2008 - 14:33h

EFE - Miembros de la Guardia Civil realizan la reconstrucción del accidente ocurrido en el 12 de enero pasado, en Vigo, en el que falleció un matrimonio al chocar el turismo en el que viajaban con un vehículo que presuntamente participaba en una carrera ilegal.

Pontevedra, 5 may (Efe) - Delfín Fernández, subdelegado del Gobierno en Pontevedra, apeló a la Justicia para solucionar la nueva detención del joven, conocido como 'Makelele', por conducir un ciclomotor triplicando la tasa de alcoholemia.

En rueda de prensa, el subdelegado del Gobierno confió en los actuales mecanismos Judiciales para evitar la circulación de conductores peligrosos.

La detención de J.S.L.M, de 22 años de edad, implicado en el accidente del mes de enero que le costó la vida de un matrimonio vigués, se produjo esta madrugada por pilotar una moto en un elevado estado de embriaguez.

Delfín Fernández insistió en que las medidas de lucha contra los accidentes de tráfico implementadas en la anterior legislatura, como el permiso por puntos o la modificación de los supuestos del código penal, van "en la dirección de que los malos conductores reincidentes, que suponen un riesgo para sí mismos y los demás, deben salir de la carretera".

Concedió el máximo protagonismo a los estamentos judiciales para que "tomen la decisión más adecuada, en virtud de la legislación vigente", afirmó.

Con respecto al saldo de accidentes de tráfico mortales del puente del Primero de Mayo, en la provincia de Pontevedra, Delfín Fernández confirmó el fallecimiento de cuatro personas, de las nueve que han producido en la red viaria gallega.

"Hemos tenido un puente trágico en el que contabilizamos una media de un fallecido por día, lo que significa que los accidentes mortales han crecido con respecto al pasado año", matizó.

Por su parte, la memoria, del mes de abril, de la Guardia Civil de Tráfico de Pontevedra sumó 23.148 pruebas de alcoholemia, de las que 364 dieron como resultado positivo y solamente un 5% de los conductores que superaban la tasa de alcohol permitida, eran mujeres.