Lunes, 5 de Mayo de 2008

Casi la mitad de la población de Futaleufú es evacuada por las cenizas del volcán Chaitén

EFE ·05/05/2008 - 16:49h

EFE - Vista aérea de la zona afectada por la lluvia de ceniza del volcán ChaItén ayer, 4 de mayo de 2008, que hizo erupción el pasado viernes a 1.220 kilómetros al sur de Santiago de Chile.

Casi la mitad de los habitantes del poblado de Futaleufú, en la frontera con Argentina, abandonó el lugar debido a una incesante lluvia de cenizas lanzadas por el volcán Chaitén, en el sur de Chile, informó hoy el alcalde de esa localidad, Arturo Carvallo.

Medio centenar de personas viajaron a Puerto Montt, a unos 300 kilómetros más al norte de la localidad, mientras el resto decidió cruzar la frontera, hacia Argentina, señaló Carvallo en declaraciones a radio ADN.

Futaleufú es la segunda localidad en ser evacuada en la región, desde que entrara en erupción el volcán Chaitén el pasado viernes, a 1.220 kilómetros al sur de Santiago, que obligó a evacuar a casi la totalidad de los 4.000 habitantes del pueblo del mismo nombre.

Los evacuados fueron trasladados en microbuses a la ciudad de Puerto Montt a unos 300 kilómetros de Futaleufú y unos 1.000 kilómetros de Santiago.

La operación de traslado fue establecida por la presidenta Michelle Bachelet, que hoy emprendió por tierra el trayecto de 156 kilómetros entre Chaitén y Futaleufú.

La falta de agua y alimentos en la zona obligó a la evacuación de la gente que, según las autoridades, proseguirá durante este lunes.

Este fin de semana, alrededor de 600 de los 1.862 habitantes de Futaleufú huyeron hacia las ciudades argentinas de Trevelin y Esquel, ante el temor de verse expuestos a la alta cantidad de azufre que contiene el polvo volcánico

"Nosotros le brindaremos todas las facilidades para que la gente pueda abandonar la zona. Llegarán ocho autobuses desde Osorno, que estarán a disposición de quienes quieran salir del lugar", señaló Carvallo.

"En este momento todo está gris. Tenemos una tremenda capa de cenizas y que con el agua que cayó, quedó como cemento", señaló el alcalde.