Lunes, 5 de Mayo de 2008

Guía para una ‘ecoalimentación’ sana

España es el segundo mayor productor europeo de alimentos ecológicos, pero su consumo está muy lejos del de otros países por la confusión de términos entre los usuarios y el elevado precio

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·05/05/2008 - 21:05h

. - Aceite ecológico. A partir de 2009 todos los productos ecológicos tendrán la etiqueta de la UE.

Una alimentación lo más natural posible. Es lo que buscan los alimentos ecológicos, de los que España es el segundo productor europeo, aunque los españoles sólo gastamos 11 euros en estos productos por habitante y año. Pero, ¿qué es un producto ecológico y por qué es más caro que uno que no lo es? El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino presentó ayer una campaña de apoyo al sector.

¿Qué es un alimento ecológico?

Un 'ecoalimento' no tiene plaguicidas químicos, fertilizantes, antibióticos o variedades genéticamente modificadas. Los productos agrícolas y ganaderos denominados 'ecológicos' sólo pueden utilizar abonos orgánicos y deben respetar el entorno y el ciclo natural con semillas ecológicas y autorizadas. Los rendimientos para obtener los alimentos ecológicos son inferiores, ya que la densidad de los cultivos es menor para permitir la renovación de los recursos naturales y evitar esquilmar agua, nutrientes del suelo y dañar la biodiversidad de la zona.

¿Cuáles son las diferencias entre ‘bio', ‘eco' y ‘orgánico'?

Sólo los productos de agricultura ecológica pueden emplear en sus etiquetas los términos ecológico, biológico, orgánico, eco y bio, según la normativa europea. El etiquetado es el certificado de que estos productos tienen al menos un 95% de los ingredientes agrarios ecológicos. En el mercado existen dos tipos de etiquetas. La primera es la que otorgan las autoridades de control como las comunidades autónomas, que contiene el logotipo con el nombre y/o código del organismo de control junto con la leyenda agricultura ecológica, y que es obligatoria. La segunda es la etiqueta de la UE, que será obligatoria desde el 1 de enero de 2009, y que certifica que son productos elaborados en la UE.

¿Por qué es más caro?

Los alimentos ecológicos tienen un precio más elevado que los que no se producen de forma sostenible con el entorno, dicen sus productores, porque tienen menos rendimiento por hectárea. El subdirector de Calidad Agroalimentaria y Agricultura Ecológica del Ministerio, Clemente Mata, explica que el mayor diferencial de precio se da en ganadería, mientras que en los vinos los precios son más similares a los no ecológicos. El precio puede que siga siendo diferente, según Mata, porque los productos ecológicos dan un servicio de conservación del medio ambiente y ofrecen un plus de cuidado de la biodiversidad.

¿Qué productos hay en España?

España es el segundo productor europeo en este tipo de agricultura con cerca de un millón de hectáreas en 2007. Un tercio de la producción ecológica corresponde a cereales y leguminosas, un 25% a olivares, el 13,2% a frutos secos, el 4% a vides, el 3,4% a plantas aromáticas y medicinales, el 2,2% a cítricos, frutales y plataneras y el 1,9% a hortalizas y tubérculos. El 15,5% de la tierra dedicada a agricultura ecológica permanece en barbecho para permitir la recuperación de los nutrientes.

Gasto
España gasta 11 euros por habitante y año en productos ecológicos. Es una cifra ínfima frente a los 105 euros que se gastan en Suiza, los 42 euros de Alemania e Italia, y los 26 de Holanda. Tan sólo el 1% del consumo alimentario es de agricultura ecológica. Las razones de este déficit en el consumo interior son la confusión de términos, la asociación con el vegetarianismo o el movimiento ecologista, el desconocimiento y el elevado precio. Los motivos para comprar, según los consumidores: son más saludables, tienen mejor sabor y son de calidad.

Cifras
El 70% de la producción española se exporta. A pesar de que España es el séptimo productor mundial de cultivos ecológicos, el consumo interior es todavía escaso: apenas alcanza el 1% del consumo alimentario total. El 70% de la producción española se exporta, principalmente a Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido.


El 58%de la superficie cultivada está en Andalucía. La agricultura ecológica ronda el millón de hectáreas cultivadas en 2007. Tras Andalucía están Aragón (7%) y Extremadura (6,6%).