Lunes, 5 de Mayo de 2008

Desestimado el recurso de "El Solitario" por existencia de indicios criminales

EFE ·05/05/2008 - 18:18h

EFE - Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", a su llegada al Palacio de Justicia de Tudela.

La Audiencia Provincial de Navarra ha desestimado el recurso de apelación contra el auto de procesamiento de Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", por considerar que existen indicios racionales de su participación en el asesinato de dos guardias civiles el 9 de junio de 2004 en Castejón.

En el auto, dictado por el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Navarra, asimismo se desestima la puesta en libertad provisional del acusado, por entender que "hay evidente riesgo de fuga y de reiteración delictiva".

De esta forma, el tribunal hace referencia al auto de procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número tres de Tudela el pasado 29 de febrero, que recoge "indicios racionales suficientes" para considerar que "El Solitario" fue el autor material de la muerte violenta de los guardias civiles Juan Antonio Palmero Benítez y José Antonio Vidal Fernández.

Al respecto, el tribunal recuerda que las testificales ponen de manifiesto que el autor de los disparos circulaba en un todo terreno marca Suzuki, el cual se encontró desguazado en una nave industrial ubicada en la localidad de Pinto, y cómo asimismo varios testigos reconocieron al acusado como la persona que horas después de lo sucedido conducía el citado vehículo por caminos rurales cercanos.

Asimismo el escrito recalca que la munición y el arma, un subfusil con el que disparó a los dos guardias civiles, coinciden con la munición y el arma utilizada en un hecho ocurrido en Val De Uxo en el año 2.000.

Por último, hace referencia a la intervención en poder de Giménez Arbe de un cuaderno en el que constan dibujadas vías de comunicación muy cercanas a las que al parecer se utilizaron para la huida el día de los hechos.

Por contra, el Tribunal subraya que el recurso presentado por la defensa de "El Solitario", los citados indicios "ni tan siquiera son combatidos", al tiempo que incide en que "carece de todo fundamento" las declaraciones del acusado, quien aseguró que el autor de los hechos fue "un corso".