Domingo, 4 de Mayo de 2008

Boadella cree que los catalanes "han entrado en una enfermedad colectiva"

EFE ·04/05/2008 - 22:25h

EFE - El actor, director, escenógrafo y dramaturgo Albert Boadella, ha participado esta tarde en la 41 edición de la Feria del Libro de Valladolid.

El director teatral Albert Boadella ha afirmado hoy que los catalanes "han entrado en una enfermedad colectiva" caracterizada por el miedo, la inseguridad y una actitud endogámica, y con difícil solución porque "cuando una trama de afectos se rompe es difícil recomponerla".

Boadella ha asegurado hoy, en una rueda de prensa en Valladolid, que "las políticas de los sentimientos es una política muy rentable" ya que "pinchar en los bajos sentimientos de los ciudadanos es fácil y tiene un efecto fulminante" que desemboca "en paranoia".

"La paranoia es la patología más fácil de inducir", ha manifestado el dramaturgo, que ha participado en la Feria del Libro de Valladolid con su último trabajo "Adiós Cataluña. Crónica de amor y de Guerra" (2007).

Ha reconocido que esta novela ha sido vendida en Cataluña más que en ningún otro lugar, aunque "en muchas librerías se ha colocado en un rincón aparte".

Boadella (Barcelona, 1947), que afirma que se ha "aburrido de Cataluña", dice que para él "no significa nada en este momento" porque no tienen "ningún interés por ella".

En 1975, los catalanes "teníamos un prestigio extraordinario" aunque esto se fue "destruyendo y degradando por la actitud de nuestros representantes políticos", ha recordado Boadella, quien ha señalado que a su "tribu" se les considera desleales con la idea de España porque "parece que no están cómodos con el hecho de ser españoles".

Para el dramaturgo, integrante del grupo Els Joglars, "la España de las autonomías es un error" que "ha construido unos reinos de taifas que no son especialmente positivos".

"El Estado ha perdido competencias y fuerza", ha dicho Boadella, tras señalar que con las autonomías se ha "pervertido la igualdad" y se ha "perdido el sentido de lo que es una nación", lo que considera "desafortunado y muy destructivo para el conjunto de la sociedad".