Domingo, 4 de Mayo de 2008

Calvo Sotelo será enterrado mañana en Ribadeo cuando se cierre la capilla ardiente

EFE ·04/05/2008 - 12:10h

EFE - Los restos mortales del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, en el Congreso de los Diputados donde se ha instalado la capilla ardiente.

El féretro del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo será trasladado mañana a Ribadeo (Lugo), una vez que a las 09.00 horas se cierre la capilla ardiente que habrá estado 24 horas instalada en el Congreso de los Diputados.

Tras el cierre de la capilla, está previsto que a las diez de la mañana salga de la Cámara Baja el féretro, que será recibido en la Carrera de San Jerónimo por un batallón de los tres ejércitos.

Según explicaron a Efe fuentes del Gobierno, el ataúd será colocado en un armón y, precedido por una compañía del batallón que le rendirá honores, recorrerá un pequeño trayecto, hasta la plaza de Neptuno, donde se efectuará un toque de oración.

Después, el féretro será transportado hasta un coche fúnebre, en el que viajará hasta la base aérea de Torrejón de Ardoz, de donde despegará un avión que trasladará los restos mortales de Calvo Sotelo hasta el aeropuerto de Avilés.

El trayecto hasta la localidad de Ribadeo (Lugo) se realizará en coche y se prevé que el féretro esté instalado unas horas en el Ayuntamiento del pueblo, para que le den el último adiós los vecinos que así lo deseen.

Los restos mortales del que fuera jefe del Ejecutivo entre febrero de 1981 y diciembre de 1982 serán enterrados por la tarde en la localidad lucense de Ribadeo.

El féretro permanece colocado en el Salón de Pasos Perdidos desde las 10.00 horas de hoy para recibir el homenaje de las autoridades del Estado, de la clase política y de los ciudadanos.

Los Reyes y los Príncipes de Asturias; el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el líder del PP, Mariano Rajoy, otros miembros del Ejecutivo y los presidentes de las altas instituciones, así como dirigentes de partidos y compañeros de Calvo Sotelo durante su trayectoria política, como Miguel Herrero de Miñón, han pasado ya por la capilla ardiente.

Entre otros, han acudido los vicepresidentes del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes; la ministra de Educación y sobrina de Calvo Sotelo, Mercedes Cabrera, así como el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; la de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia; el de Trabajo, Celestino Corbacho; Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el de Cultura, César Antonio Molina.

También han querido dar su adiós al ex presidente el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso; la del PP, Soraya Sáenz de Santamaría; el secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, y otros dirigentes de esta formación, como José María Aznar, Manuel Fraga o Ana Pastor.

Otras personalidades ajenas a la política, como el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato; el presidente del BSCH, Emilio Botín; el periodista Luis del Olmo; el ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga; el ex jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo, o Adolfo Suárez Illana, también han pasado por el Congreso.

El féretro, con los restos mortales de quien fue un fiel creyente de la Transición, fue recibido a las 10.00 en las puertas del Congreso por José Luis Rodríguez Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, además de por los titulares del Congreso y del Senado, José Bono y Javier Rojo, respectivamente.

Junto a las escaleras del Congreso también esperaban a los familiares de Calvo Sotelo, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y el jefe del Estado Mayor del Ejercito, el general Félix Sanz Roldán.

En la calle, más de 200 personas aguardaban al mediodía la apertura de la capilla ardiente a lo largo de la Carrera de San Jerónimo para despedir a quien fue presidente del Gobierno español por un corto periodo de tiempo, en el que tuvo que afrontar el golpe de Estado del 23-F de 1981.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad