Domingo, 4 de Mayo de 2008

Bolivia vive jornada decisiva con referendo enfrenta a Gobierno y oposición

EFE ·04/05/2008 - 17:14h

EFE - Bolivianos asisten a una escuela del barrio Plan 3000 en Santa Cruz, Bolivia, donde en la madrugada se produjeron destrozos y saqueo de urnas que iban a ser utilizadas en la votación del referendo del estatuto de autonomía del departamento de Santa Cruz, Bolivia.

Bolivia asiste hoy a una jornada decisiva en el rumbo de su crisis política con la celebración del referendo de la región de Santa Cruz, líder de un movimiento autonomista que el Gobierno de Evo Morales rechaza con el argumento de que es ilegal y secesionista.

935.959 cruceños están convocados a las urnas, ubicadas en 675 recintos electorales, para decidir si quieren dotarse de un estatuto autonómico, que, según las encuestas difundidas en los últimos días, obtendrá un amplio apoyo cercano al 70 por ciento.

La sombra de la violencia planea sobre esta jornada, en la que ya se han producido algunos incidentes en localidades del departamento cruceño donde son mayoría los oficialistas del MAS (Movimiento al Socialismo, el partido de Morales).

En San Julián, municipio considerado el principal bastión de Morales en este departamento, los oficialistas iniciaron anoche un bloqueo de caminos contra el referendo y esta mañana unas 50 personas protagonizaron un pequeño enfrentamiento, según constató un corresponsal de Efe.

El objetivo de estas acciones es impedir que se celebre la votación en esta localidad donde se han llegado a quemar las urnas electorales.

En otra localidad "masista", Yapacaní, un fotógrafo del diario paceño La Razón, fue agredido el sábado por un grupo de vecinos que le arrebataron la cámara cuando trataba de tomar imágenes de un incidente en la oficina autonómica de la localidad.

En el caso de la capital, Santa Cruz de la Sierra, los incidentes se han producido en el barrio Plan 3000, cuyos residentes apoyan mayoritariamente a Morales, donde se han producido saqueos en los recintos electorales y robado urnas.

La Corte Electoral Departamental inauguró hoy la jornada de votación a las 08.00 hora local (12.00 GMT) y dijo que insistirá en constituir todas las mesas para la votación y repondrá el material robado, según declaró un representante del organismo a los medios.

En la ciudad de La Paz y en otras capitales departamentales están convocadas marchas contra la consulta de Santa Cruz y en defensa de la unidad del país por parte de organizaciones sociales afines a Morales.

En cualquier caso, el referendo cruceño se vive en Bolivia como un "día histórico" que definirá el futuro del país, según coinciden los medios de comunicación de Bolivia.

"Este domingo (...) se comienza a trazar el rumbo de una medida trascendental, como es el viraje de la actual administración política del país hacia una forma descentralizada bajo el régimen de las autonomías", destaca hoy en su editorial el periódico La Razón.

El "El Nuevo Día", de Santa Cruz, asegura que esta región "pondrá las bases hoy del cuarto gran hito de la historia boliviana, equiparable a la Independencia en 1825, la revolución social de 1952 y la conquista de la democracia de 1982".

El también cruceño "El Deber" afirma que "un Sí aplastantemente mayoritario equivaldrá a un mandato de la fuente de la soberanía popular regional que nadie podrá cuestionar, ni el Gobierno desobedecer, puesto que asume supremo rigor de legitimidad".

Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia, da hoy la salida a una serie de consultas autonomistas que tienen previsto celebrar en junio las también regiones opositoras de Beni, Pando y Tarija, en un movimiento apoyado además por las de Cochabamba y Chuquisaca.

Estas regiones demandan un estado descentralizado y rechazan el proceso constituyente emprendido por Morales para refundar el país.

Por su parte, el Gobierno rechaza estas consultas y los estatutos autonómicos promovidos por estas regiones por "ilegales", ya que no emanan de la Constitución y no han sido aprobados por el Congreso Nacional, al tiempo que critica su carácter secesionista.

El Alto Mando de las Fuerzas Armadas se ha sumado a la posición gubernamental y emitió anoche un comunicado donde ratifica que algunos de los artículos del Estatuto cruceño "afectan a la seguridad y defensa nacional del Estado" pues legislan sobre materias de transporte y orden público.

Esta mañana, Evo Morales asistió en La Paz a un acto en el regimiento de los Colorados, la escolta presidencial, para hacer entrega de unos vehículos, pero no se refirió en ningún momento al referendo cruceño. EFE

sam/ja/vv

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad