Domingo, 4 de Mayo de 2008

Uno de los marineros secuestrados en Somalia pide protección para que "nadie más pase por esto"

EFE ·04/05/2008 - 17:04h

EFE - El marinero del "Playa de Bakio" Jaime Candamil, emocionado durante la conferencia de prensa que ofreció en Pasaia (Guipúzcoa), en la que relató su cautiverio en aguas somalíes.

Jaime Candamil, uno de los tripulantes del pesquero vasco secuestrado por piratas en aguas cercanas a Somalia, ha pedido hoy "ayuda y protección" organizada a nivel internacional para los buques que faenan en aquella zona, con el fin de que "ningún marinero más" sufra esta "dura" experiencia.

"Ojalá sea el nuestro el último barco que cogen (los piratas)" y que "ningún compañero más pase por esto, porque es muy duro", ha dicho el caldereta o tercer oficial de máquinas del "Playa de Bakio", en una rueda de prensa que ha ofrecido en la Cofradía de Pescadores de Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa), junto a su compañera, Fátima Iturria, y el presidente de la federación de cofradías guipuzcoanas, Jaime Tejedor.

En un relato muy humano, espontáneo y emotivo, numerosas veces interrumpido por las lágrimas y la emoción que le embargaban pero que trataba de contener ante los numerosos medios de comunicación que acudieron a la cita, Candamil ha contado su vivencia personal durante la semana que casi duró el secuestro.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad