Domingo, 4 de Mayo de 2008

La capilla ardiente se abrirá al público este mediodía

EFE ·04/05/2008 - 12:10h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero (c), junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, y el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono (d), en la capilla ardiente del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, en el Congreso de los Diputados.

La capilla ardiente del ex presidente Leopoldo Calvo Sotelo, fallecido ayer, quedará abierta al público al mediodía después de que la Familia Real y las máximas autoridades del Estado hayan acudido al Congreso de los Diputados para dar el pésame a la familia.

Los Reyes y los Príncipes de Asturias abandonaron sobre las 11.15 horas el salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, donde Don Juan Carlos ha impuesto al ex presidente el Collar de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.

En el interior de la capilla ardiente, quedaron acompañando a la familia del fallecido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto con su esposa, además de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, y otros miembros del Gobierno como la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, que es sobrina de Calvo Sotelo, y el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

A la solemne ceremonia han asistido la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Félix Sanz; y los presidentes del Congreso y el Senado, José Bono y Javier Rojo, respectivamente.

Asistió también el ex presidente del Gobierno José María Aznar, que abandonó el congreso minutos después que los Reyes, y, en representación del también ex jefe del ejecutivo Adolfo Suárez, su hijo Adolfo Suárez Illana.

El ex presidente Felipe González no ha podido acudir al acto ya que se encuentra fuera de España.

El líder del PP, Mariano Rajoy; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, así como otros dirigentes del PSOE y del principal partido de la oposición han ido también a dar el pésame a la familia.