Sábado, 3 de Mayo de 2008

ANV toma la calle en Arrasate

5.000 personas piden la libertad de Galparsoro en un acto que acabó con incidentes

GUILLERMO MALAINA ·03/05/2008 - 21:55h

La izquierda abertzale dio ayer una nueva muestra de su capacidad de movilización en las situaciones más delicadas. Alrededor de 5.000 personas se echaron a la calle en Arrasate-Mondragón -una población de 22.200 habitantes- para denunciar el encarcelamiento de la alcaldesa, Ino Galparsoro (ANV), el pasado miércoles, por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. La protesta discurrió sin incidentes, pero a su término grupos de jóvenes provocaron disturbios con la quema de seis contenedores y un cajero en un banco.

La protesta se enmarca en la dinámica en que se encuentra la izquierda abertzale desde el encarcelamiento de la cúpula de la Mesa Nacional de Batasuna, en octubre. Desde entonces, ha tratado de responder con movilizaciones a los sucesivos arrestos de dirigentes de segunda y tercera fila que iban tomando el relevo en los actos y comparecencias públicas. Sin embargo, el encarcelamiento de la alcaldesa de Arrasate ha cobrado una dimensión especial.

Un símbolo

Así lo dio a entender en el acto final desde una pequeña tribunal Xabier Zubizarreta, el alcalde de HB en Arrasate-Mondragón que fue desposeído de su cargo en 1997 tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Según sus palabras, si esta localidad guipuzcoana se ha convertido en “una cuestión de Estado en Madrid”, también es desde ahora un símbolo de la izquierda abertzale “para la construcción de un Estado vasco”.

La protesta partió a las 17.40 horas, desde el Ayuntamiento, donde cuelga una gran pancarta con una denuncia contra las mociones: “PSOE-PNV mozioekin lortu ez duzuena indarrez? Ino Askatu (PSOE-PNV, ¿lo que no habéis conseguido con las mociones, a la fuerza? Liberad a Ino)”.

Entre los miles de personas, había muchas caras conocidas de las distintas marcas electorales de la izquierda abertzale: el alcalde de Azpeitia, Iñaki Errazkin, y la concejal en Hondarribia Miren Legorburu, de ANV; el ex miembro de la Mesa Nacional Iñaki Olalde y el ex alcalde de Bergara José Luis Elkoro, de HB, y la parlamentaria de PCTV-EHAK Nekane Erauskin, entre otros.

Los manifestantes recorrieron el casco urbano coreando consignas contra el partido nacionalista [“PNV, español”] y el PSOE [“fascista”], así como a favor de la libertad de la alcaldesa de ANV y de otros dirigentes arrestados. “Presoak, kalera, amnistía osoa”, se escuchó en varios momentos.

La marcha concluyó sin incidentes con un mitin en el que, además de Zubizarreta, la dirigente de ANV Arantza Urkaregi acusó al PNV y al PSOE de preparar “otro fraude para el país, como hace 30 años. Para eso necesitan una izquierda abertzale débil”.

Disturbios al finalizar

Al término de la protesta, se produjeron algunos disturbios. Unos jóvenes quemaron seis contenedores y un cajero en la calle Licenciado Otalora. El único conato de enfrentamiento con la Ertzaintza se produjo cuando los antidisturbios intentaron retirar los contenedores quemados. En ese momento, un joven les lanzó dos piedras y huyó entre las estrechas calles.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad