Sábado, 3 de Mayo de 2008

Vicioso gana la primera etapa y es el primer líder de la ronda

EFE ·03/05/2008 - 21:47h

EFE - El ciclista español del LA Aluminios-MSS, Ángel Vicioso (2d), recibe el trofeo tras la victoria al sprint de la primera etapa de la 52º edición de la Vuelta a Asturias celebrada en las calles de Gijón, que le deja lider en la carrera.

El español Ángel Vicioso, del equipo LA Aluminios-MSS, se ha impuesto en la primera etapa de la Vuelta Ciclista Asturias, disputada entre Oviedo y Gijón sobre un recorrido de 158 kilómetros, y se convierte así en el primer líder de la ronda.

Vicioso se impuso en la línea de meta en un apretado esprint al italiano Stefano Garzelli (Acqua & Sapone).

La etapa fue una exhibición del equipo portugués La Aluminios-MSS ya que cuatro de sus corredores reventaron la carrera en el Alto de San Martín de Huerces, de segunda categoría, y únicamente Garzelli fue capaz de seguirles.

El quinteto de cabeza logró una renta de un minuto y veinte segundo sobre el grupo principal, lo que deja casi la carrera sentenciada a una disputa entre ellos.

La etapa resultó muy animada ya que los corredores salieron de Oviedo con muchas ganas y en los primeros kilómetros los intentos de fuga fueron constantes pero sin que el pelotón permitiese marcharse a nadie.

No fue hasta el segundo alto de la jornada, la cima de La Faya de los Lobos, de segunda categoría, cuando doce corredores se fueron por delante y llegaron disfrutar de un renta máxima dos minutos y cincuenta y cinco segundos, pero poco después de la intervuelta de Nava (kilómetro 86) el pelotón dio caza a este grupo.

Fue entonces cuando saltaron del gran grupo Enrique Salgueiro (Extremadura) y Luigi Sestili (Cerámica Flaminia) y ambos lograron una renta superior al minuto en las primeras rampas del Alto de La Fumarea (segunda categoría), donde el corredor italiano descolgó a su compañero de fuga, coronó en solitario y se lanzó en el descenso hacia Gijón mientras por detrás en grupo se rompía en mil pedazos.

Sestili consiguió mantenerse en cabeza de carrera hasta que a 21 kilómetros de meta fue alcanzado por el pelotón, comandado por el equipo de Garzelli.

Se llegó entonces al último alto puntuable de la jornada, el de San Martín de Huerces, donde el equipo LA Aluminios-MSS destrozó la carrera.

Cabreira impuso un fuerte ritmo que sólo 22 corredores pudieron seguir, y luego le tocó el turno a su compañero Bruno Pires, que dejó la cabeza de la carrera reducida a cinco unidades, con él mismo y sus compañeros Ángel Vicioso, Xavier Tondo y Tino Zaballa, además de Garzelli.

En el descenso hacia Gijón este grupo aumentó su ventaja por encima del minuto y en el esprint final se impuso el aragonés Vicioso teniéndose que conformar Garzelli con la segunda plaza.

El pelotón principal llegó a un minuto y veinte segundos encabezado por David García (Karpin-Galicia).

La nota negativa de la jornada fueron los abandonos por caída de los españoles Ricardo Serrano (Tinkoff), Andrés Antuña (Burgos Monumental, y Mikel Nieva (Orbea), que sufre fractura de clavícula.