Sábado, 3 de Mayo de 2008

Ecologistas Extremadura afirma que el agua vertida en la Unidad I sí es radioactiva

EFE ·03/05/2008 - 18:07h

EFE - Imagen de una manifestación ecologista en Plasencia para exigir el cierre de la central nuclear de Almaraz (Cáceres).

Ecologistas Extremadura ha manifestado hoy su preocupación por la fuga de agua de la vasija del reactor nuclear de la Unidad I de la Central Nuclear de Almaraz (CNA) que, según afirma, es radioactiva.

Según ha informado hoy la CNA, la cavidad de recarga de la Unidad I ha rebosado de agua, que ha sido recogida y confinada en los sistemas de tratamiento de la planta sin haber generado ningún impacto radiológico.

Sin embargo, en una nota remitida a EFE, el colectivo ecologista explica que la vasija contiene agua perteneciente al circuito primario, "y por tanto sería radioactiva", y que ha rebosado inundando el resto de plantas de la zona de contención.

Precisa que desde la planta situada a 14,6 metros habría llegado hasta la planta situada a menos 7,85 metros, "pasando esta agua radioactiva por todas las plantas intermedias, contaminándolas".

Según Ecologistas Extremadura, el incidente se habría iniciado a las cinco de la madrugada del pasado viernes, "al parecer por un error humano", y ayer ya se trabajaba en su recogida y posterior descontaminación.

La asociación espera que se den las explicaciones oportunas, indicando cual va a ser el destino de este agua y si han existido emisiones de radioactividad por este incidente al embalse de Arrocampo y a la atmósfera, dado que las esclusas de ventilación están abiertas al estar la Unidad I en proceso de recarga de combustible.

Ecologistas Extremadura exige que se depuren responsabilidades, ya que considera que este incidente "es más grave que la reciente emisión de partículas radioactivas en la central nuclear de Ascó", y vuelve a pedir el cierre "anticipado" de la planta extremeña antes de 2010, cuando finaliza el permiso actual de explotación.

Expresa su preocupación ante el "cúmulo de incidentes" que se repiten en esta central nuclear y denuncia la "opacidad informativa" del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), así como la "falta de respuesta" a sus peticiones de información.