Sábado, 3 de Mayo de 2008

Al menos 25 personas han muerto en los enfrentamientos en Ciudad Sadr

EFE ·03/05/2008 - 10:22h

EFE - Ciudadanos iraquíes comprueban los daños en un vehículo tras el bombardeo aéreo estadounidense sobre Sadr City, en Bagdad, el pasado 1 de mayo.

Al menos 25 personas han muerto y alrededor de 60 resultado heridas entre la noche de ayer y hoy en enfrentamientos entre tropas iraquíes y estadounidenses y milicianos chiíes en Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

Según informaron hoy fuentes del Ministerio iraquí de Interior, la resistencia es ese distrito de mayoría chií está protagonizada por la milicia "Ejército del Mahdi", del clérigo radical chií Muqtada al Sadr.

La lucha, que se desencadenó anoche, se ha intensificado hoy después de que los milicianos disparasen al menos seis cohetes contra los soldados desde áreas cercanas al Hospital Al Sadr, precisaron las fuentes.

Las tropas estadounidenses respondieron a ese ataque con fuego de artillería y helicópteros, explicaron las fuentes que revelaron que los enfrentamientos han destruido viviendas y comercios.

Al menos 20 enfermos y trabajadores de ese hospital resultaron heridos en ese contraataque aéreo estadounidense, declaró a la prensa un portavoz del departamento sanitario del distrito bagdadí de Al Rasafa, Qasem Abdel Hadi.

Los disparos causaron destrozos en nueve ambulancias, 40 coches particulares y varias dependencias del hospital, añadió la fuente.

Los combates en Ciudad Sadr, el principal feudo de Sadr en Bagdad, se producen un día después de que el primer ministro iraquí Nuri al Maliki negase de que ese distrito chií estuviese sometido a un bloqueo.

Según Al Maliki, las operaciones llevadas a cabo por las fuerzas iraquíes y estadounidenses en esa zona "tienen como objetivo acabar con los que portan armas (milicianos) y los delincuentes que amenazan la seguridad de la gente".

Los enfrentamientos en Ciudad Sadr estallaron dos días después de que el Gobierno lanzase a fines de marzo pasado una amplia campaña de seguridad en la ciudad portuaria de Basora, 580 kilómetros al sur de Bagdad, y que causó centenares de muertos y heridos.