Sábado, 3 de Mayo de 2008

Los McCann insisten en el secuestro al año de la desaparición de Madeleine

EFE ·03/05/2008 - 13:39h

EFE - Kate y Gerry McCann , padres de Madeleine, muestran una fotografia de su hija durante una rueda de prensa celebrada en Berlin el pasado mes de junio.

El matrimonio McCann insiste en la teoría del secuestro para explicar la desaparición de su hija Madeleine hace exactamente un año en la localidad portuguesa de Praia da Luz, donde hoy será celebrada una misa en recuerdo de la niña británica.

La madre, Kate McCann, dijo tener "certeza absoluta" de que Madeleine no salió sola del apartamento de Praia da Luz, en el Algarve, en el sur de Portugal, en una amplia entrevista junto a su marido publicada hoy en el diario "Público".

"Conozco a mi hija y hay ciertos pormenores en el apartamento que indican claramente que ella fue raptada", aseguró Kate, tras apuntar diferencias culturales entre Portugal y el Reino Unido para justificar el haber dejado solos a sus hijos en la noche de la desaparición de la niña.

Kate aseguró además no haber suministrado nunca tranquilizantes a sus hijos -como indicaron algunos medios portugueses- y resaltó sentirse insultada por esa sugerencia de la prensa lusa.

Por su parte, Gerry McCann negó que él o su mujer se pusieran en contacto con la cadena de televisión británica "Sky News" para comunicar lo sucedido y definió como "un disparate" esa hipótesis.

Gerry sostuvo que en la famosa noche fue una persona del grupo, que no identificó, la que se puso en contacto con la Policía portuguesa para comunicar lo sucedido.

El padre de Madeleine mostró su indignación al ser preguntado por el famoso diario de su mujer y la supuesta importancia que éste tendría para la investigación, para señalar que centenares de informaciones provenientes de la prensa lusa son mentira.

Sobre el estatuto de "arguidos", o sospechosos formales, que pesa sobre ambos, Gerry dijo desconocer el porqué de su aplicación, aunque Kate aseguró que esa sospecha de la Policía lusa les provocó una grave perturbación.

El matrimonio dijo estar dispuesto a volver a Portugal para ayudar a resolver el caso siempre que la iniciativa sirva para algo y que sea factible desde el punto de vista legal.

Por su parte, el director de la Policía Judicial (PJ), Alípio Ribeiro, señaló hoy que sería muy importante que los padres de Madeleine volviesen a Portugal en el caso de que se llevase a cabo la reconstrucción de los hechos.

"Sería muy importante que aceptasen su participación dentro de las normas legales portuguesas", dijo Ribeiro, sobre una hipótesis que como dijo no está descartada todavía por la Policía lusa.

Ribeiro no quiso pronunciarse, sin embargo, sobre la posibilidad de que el caso pueda terminar archivado o bien ser acusados de negligencia los progenitores de Madeleine, como han sostenido recientemente algunos medios portugueses.

El abogado luso del matrimonio McCann, Rogerio Alves, volvió a insistir hoy en la disponibilidad de sus defendidos para participar en la posible reconstrucción de los hechos que supuestamente prepararía la Policía portuguesa para conocer mejor lo sucedido la noche del 3 de mayo de 2007.

La prensa portuguesa anunció que el tío paterno de Madeleine, John McCann, participará hoy a las 18.30 GMT en la misa que será celebrada en la iglesia de Nuestra Señora de la Luz, en la localidad de Praia da Luz, en recuerdo de la desaparición de la niña.

La ceremonia religiosa no contará con la presencia de los padres, aunque algunos medios apuntan que también podrían estar presentes en la misa Patricia McCann, otra hermana de Gerry; su marido, y un primo de la madre de Madeleine, Michael Wright.