Viernes, 2 de Mayo de 2008

Maccabi tira de experiencia para llegar a la final

El equipo israelí vence al Montepaschi de Siena (92-85) y se enfrentará al ganador del TAU-CSKA

KEPA GORRIA ·02/05/2008 - 20:15h


Una vez más el Maccabi de Tel Aviv ha demostrado mucho más oficio que su rival en el tramo final del partido. El equipo israelí ha ganado con holgura (92-85) un encuentro que empezó fatal para sus aspiraciones en la cita del mejor baloncesto europeo que se celebra este fin de semana en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

Tras un comienzo dubitativo y con muchas pérdidas de balón, el conjunto israelí mejoró sus porcentajes en tiros de tres para dejar fuera de la final al Montepaschi trasalpino.

El partido arrancó con un pobre balance anotador de ambos equipos, pero sobre todo del Maccabi, que transcurridos seis minutos tan sólo había anotado dos puntos, frente a los ocho del equipo italiano, que con ataques bien pensados y contraataques desarmaba al equipo de la capital israelí.

Muy fallón en tiros lejanos y con continuas pérdidas de balón en situaciones fáciles bajo canasta, el Maccabi se dejaba llevar la iniciativa por el equipo trasalpino, más metido en el ambiente de la Final Four, en un Palacio de los Deportes a tope de ambiente baloncestístico. El final del primer cuarto reflejó la diferencia entre ambos conjuntos. 20-8 y una sensación de superioridad del equipo italiano.

Espejismo italiano

En el segundo cuarto la oleada de juego italiana parecía imparable, con rebotes ofensivos, penetraciones y canastas fáciles. La diferencia, asentada en torno a los 15 puntos, presagiaba un partido cómodo para el equipo de Siena. En triples, la diferencia a estas alturas era abismal, con cinco tiros convertidos por el Montepaschi y ninguno por el Maccabi. El primer triple  lo anotó el equipo del pabellón de La Mano de Elías a apenas dos minutos y medio del descanso. Al término del primer tiempo, Montepaschi ganaba por doce de diferencia.

El tercer cuarto comenzó como terminó el primero, con el dominio de los italianos, pero poco a poco los macabeos se fueron animando para acercarse en el marcador minimizando las pérdidas de balón. La diferencia no sólo cayó  por debajo de los diez puntos a poco más de un minuto del final del cuarto, cuando los israelíes se pusieron a seis puntos. Una técnica a 30 segundos pitada contra Lavrinovic, del Montepaschi, y un triple macabeo dejaba al conjunto de Zvi Sherf con una diferencia de tres puntos, después de un lastre de más de diez a lo largo de todo el partido.

Partido nuevo al comienzo del último cuarto. Un triple del Maccabi y toda la renta que había acumulado el Montepaschi se ha ido por el sumidero. 64-64 en el marcador y nueve minutos por jugar. El dequipo israelí se crece por momentos y se pone por delante con un nuevo triple de Bynum, al que le siguió otro de Bluthenthal. En un abrir y cerrar de ojos el Maccabi se ha erigido en dominador del partido, tanto en el marcador como en el aspecto emocional, tras 30 minutos muy por debajo en el marcador.

Maccabi descubre los triples

Si los triples errados parecían la soga que iba a ahorcar al Maccabi, en el tramo final el equipo israelí se agarra a ellos. A falta de tres minutos y 41 segundos, Maccabi uno arriba.

Un toma y daca de canastas en cada lado acerca el final con el Maccabi dos arriba. 76-78. En el tramo final el pivot de Montepaschi, Ksistof Lavrinovic, mantuvo a su equipo con canastas de media distancia y tiros libres.

Sin embargo, una espectacular conexión entre Bynum y Morris ha acercado al Maccabi a la victoria. Un minuto y 15 segundos para el final, con la mayor diferencia del encuentro, tras un parcial de 0-7 y los deberes hechos.

La final, cosa de Maccabi y TAU o CSKA. 

Noticias Relacionadas