Viernes, 2 de Mayo de 2008

El arzobispo de Sevilla recuerda a los católicos que tienen la "obligación moral" de poner la cruz en su declaración

Amigo Vallejo pidió a los fieles que colaboren con la Iglesia y que "no caigan en la irresponsabilidad o el infantilismo" de no marcar la cruz por causas como "la antipatía" hacia un párroco

PÚBLICO.ES ·02/05/2008 - 18:14h

El cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, afirmó hoy que "un católico, desde el punto de vista moral, no puede dispensarse de la obligación de poner la cruz en la declaración de la renta, y menos de hacerlo por causas que no son serias".

En la rueda de prensa de presentación de los datos económicos de la Archidiócesis de Sevilla en el ejercicio económico de 2007, Amigo Vallejo pidió a los fieles que colaboren con la Iglesia y que "no caigan en la irresponsabilidad o el infantilismo" de no marcar la cruz por causas como "la antipatía" hacia un párroco o el cambio de los horarios de la misa, ya que esto sería "inaceptable".

De otro lado, el prelado destacó la "transparencia" del Arzobispado en la presentación de sus cuentas. Así, en cifras globales, la Archidiócesis fija para 2007 unos ingresos y gastos de 8.537.698,05 euros.

"Situación preocupante"

El cardenal Amigo Vallejo aclaró que la situación económica a la que tiene que hacer frente la Iglesia de Sevilla es "preocupante en el sentido activo", por cuanto exige un esfuerzo superior para seguir haciendo frente a los retos que viene atendiendo la Iglesia sobre todo entre los más pobres y necesitados de nuestra sociedad.

De hecho, en torno a 4.800.000 euros se destinaron el pasado año a atender a los pobres a través de Cáritas.

Manuel Carrasco, miembro del Consejo Económico Diocesano, informó de las cuentas de la Archidiócesis el pasado año. En el apartado de ingresos, destaca que el 40 por ciento procede de las aportaciones voluntarias de los fieles, el 11 por ciento de la asignación contemplada a través de la declaración de la renta y el cuatro por ciento de ingresos procedentes del patrimonio.

En este sentido, resaltó que este año, merced al nuevo sistema de financiación que han acordado la Conferencia Episcopal y el Gobierno, el porcentaje de asignación a la Iglesia por la famosa cruz en el IRPF ha pasado del 0,52% al 0,7%, si bien, el Estado no tiene que compensar a partir de ahora ningún desfase sobre el mínimo anteriormente estipulado, y la Iglesia ya no se ve exenta de tributar el IVA en determinados casos.

Navarro hizo especial hincapié en la necesidad de que los católicos, "y aquellas personas que valoren la acción social y caritativa de la Iglesia", no olviden poner la cruz en la casilla correspondiente a la Iglesia Católica en la declaración de la renta.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad