Viernes, 2 de Mayo de 2008

Una declaración de la Renta con muchas novedades

Desde hoy y hasta el 30 de junio se puede presentar la declaración del IRPF. Este año incluye un trato fiscal favorable a las donaciones y cuotas a partidos políticos

A. E. ·02/05/2008 - 13:00h

Hoy, 2 de mayo, se inicia el plazo de presentación de las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto sobre el Patrimonio. Aunque desde el 1 de abril, los contribuyentes que hayan recibido el borrador de la Renta lo han podido confirmar.

Este año, la declaración presenta grandes novedades porque la nueva ley del IRPF incluye cambios en la tarifa, en las deducciones y en el tratamiento del ahorro. Éstos son los principales puntos en los que hay que fijarse al hacer la declaración.

Partidos políticos

Las aportaciones a partidos políticos y las cuotas de afiliados hasta un máximo de 600 euros se descontarán de la base imponible. Eso significa que a un contribuyente con el tipo marginal máximo (43%) le proporcionará un ahorro fiscal de 258 euros,  mientras que para un contribuyente con el tipo marginal mínimo (24%) el ahorro es de 144.

Tienen un mejor trato fiscal las cuotas a los partidos políticos que a los sindicatos, ya que estas últimas sólo se descuentan de los rendimientos del trabajo hasta 500 euros (no obstante se ha aumenta en 200 euros). Y no sólo se desgravan las cuotas de afiliación política, sino que las donaciones a partidos políticos dan derecho a una deducción en cuota del 25% de la cantidad donada, con el límite del 10% de la base liquidable junto con el resto de donativos.

Nueva tarifa

Este año, el IRPF cuenta con una nueva tarifa, de sólo cuatro tramos. El tipo marginal máximo baja del 45% al 43%. Existe un tramo a tipo cero que es el constituido por la suma de los mínimos personales y familiares y la reducción por rendimientos del trabajo. A partir de ahí, el tipo marginal mínimo se sitúa en el 24% .

Deducción por vivienda

Sólo se podrá deducir el 15% de la inversión realizada para adquisición o rehabilitación de viviendas sobre un importe máximo de 9.015 euros por declarante, como norma general. Se han eliminado los porcentajes incrementados del 20 y 25% que había antes cuando se utilizaba financiación ajena (préstamo hipotecario). Hay una compensación para los perjudicados con esta supresión.

Planes de pensiones

Es uno de los apartados donde más modificaciones se han introducido. Han cambiado los límites de las aportaciones que dan derecho a desgravarse de la base imponible. Hasta 10.000 euros cuando el declarante tiene menos de 50 años y hasta 12.500 cuando tiene más de 50. Además, al cobrar el plan de pensiones de una sola vez, en forma de capital, ya no se reduce un 40% por lo que se grava en su totalidad. No obstante, para las prestaciones que se perciban correspondientes a aportaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006 se respetan los derechos adquiridos.

Ahorro

El nuevo IRPF somete a las rentas del ahorro y a las ganancias patrimoniales a un tipo único del 18%. Ésta es una de las principales novedades, porque antes se diferenciaba el tipo de gravamen en función del producto de ahorro y del periodo de generación.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad