Viernes, 2 de Mayo de 2008

Juande: el "Tottenham tiene que poder competir por estar entre los cuatro primeros"

EFE ·02/05/2008 - 14:42h

EFE - El entrenador del Tottenham Hotspur, el español Juande Ramos.

Juande Ramos (Pedro Muñoz, Ciudad Real, 1954) tiene pocas cosas que demostrar. Tras una marcha precipitada del Sevilla que le acarreó un aluvión de críticas, no tardó en dar un balón de oxígeno al Tottenham Hotspur en su primera incursión en la "Premier". Puso patas arriba un club que pedía a gritos aire fresco para ganarle al Chelsea la Copa de la Liga -la "Carling", en Wembley, el 24 de febrero- a los cuatro meses de recalar en White Hart Lane.

Ese título sirvió de carta de presentación del "míster" español en la exigente Liga inglesa. Con él llegaron los elogios procedentes de los pesos más pesados de este torneo y puso punto final, "con buen fútbol", como subraya él, a la racha negra que asfixiaba a esta entidad tras 9 años sin llevarse nada a casa.

En un despacho prestado del campo de entrenamiento del equipo, en Chigwell (en Essex), Ramos, un hombre moderado y cauto, al que por alguna razón los medios británicos apodaron en su día "Juande el despiadado", muestra la tranquilidad propia de quien tiene los deberes hechos.

Habla de "objetivos cumplidos": alejar a la plantilla de sus coqueteos con el descenso y asegurar la presencia en la Copa de la UEFA para el próximo curso y, a dos suspiros de rematar una campaña "muy positiva", asegura que la satisfacción es "total". El próximo reto: competir por el "top four". Con el inglés se maneja cada vez mejor y como aún no tiene un "conocimiento perfecto" del idioma, pasa "de puntillas" por lo que cuentan los tabloides... Y eso sí: no suelta prenda sobre los insistentes rumores que vinculan a jugadores como Eto'o, David Villa o Esteban Granero con un hipotético traspaso a los "Spurs".

Pregunta: Han pasado seis meses desde que llegó y quedan dos jornadas para rematar la temporada, ¿Qué balance hace de su primera incursión en la "Premier"?

Respuesta: Muy positivo. En poco tiempo han ocurrido cosas muy buenas. Llegamos y el equipo estaba en una situación incómoda, difícil, en posiciones de descenso y poco a poco, fue saliendo de ahí, yo creo que con buen fútbol y la gente empezó a creer en el trabajo que estábamos haciendo. Y paralelamente, estábamos jugando las Copas, tanto la FA, como la Carling y la UEFA, donde cosechamos buenos resultados.

P: Y con la satisfacción añadida de asegurarse la presencia en la Copa de la UEFA de la próxima temporada...

R: Precisamente, ganar la Carling nos ha permitido jugar la siguiente temporada en Europa. Creo que para un equipo de la categoría del Tottenham no jugar en Europa es duro. Ese primer paso, lo salvamos y el segundo, que era salvar al equipo de las posiciones tan duras que teníamos, de descenso, también.

P: Además, se metió a los aficionados en el bolsillo con ese título.

R: La verdad es que para un club como el Tottenham, habían pasado ya muchos años sin ganar nada. Nos ha abierto totalmente las puertas de la afición y de White Hart Lane.

P: ¿Y cómo lo celebró?

R: Bueno, con normalidad. Con la alegría de haber ganado un título, de ver a tanta gente feliz y de ver al Tottenham disfrutar. La noche la pasamos con los directivos y los jugadores, tuvimos una cena, con la familia y bueno, con normalidad.

P: ¿Ha cumplido todos sus objetivos?

R: Sí, sí, sin duda. La satisfacción es total por la consecución de clasificar al equipo para Europa y por salir de la posición de descenso. Llegar a las posiciones de "Champions" era prácticamente imposible.

P: En esta recta final, ¿es difícil motivar a los jugadores en la situación del Tottenham?

R: Todos queremos ganar y estar lo más arriba posible, pero también hay que entender que cuando la motivación no es máxima, es difícil conseguirlo. El Tottenham no puede llegar mucho más arriba ni tampoco caer mucho más abajo. Los partidos están un poco descafeinados pero la intención es ganar los máximos puntos posibles.

P: Y supongo que aprovechará para sopesar hasta qué punto puede contar con según qué jugadores el próximo curso.

R: Eso es algo que analizas diariamente en los entrenamientos, en los partidos, pero creo que tenemos ya una línea bastante clara de qué composición de plantilla queremos para el año que viene.

P: ¿Y tiene perfilados los cambios que planea hacer de cara a la siguiente campaña?

R: Siempre piensas cosas y vas estudiando qué harás la temporada que viene y el momento de ponerlo en práctica será la pretemporada.

P: ¿En la portería, por ejemplo?

R: Yo pienso en general, nunca pienso en posiciones determinadas.

P: Ha dicho en alguna ocasión que ambiciona situar a los "Spurs" al nivel de los cuatro grandes (Manchester, Chelsea, Arsenal y Liverpool), ¿Qué le falta?

R: Yo creo que el Tottenham, por su historial, es un equipo que tiene que competir por llegar al "top four". Lo puede conseguir o no, pero no podemos conformarnos con quedarnos en lo más bajo y para eso tenemos que arreglar algunas cosillas y en esto estamos.

P. Una de las cosas que cambió nada más llegar fue la alimentación de la plantilla, ¿qué tal van de peso sus jugadores?

R: Ha habido una mejoría tremenda, nosotros tratamos de cambiar las cosas que consideramos que no eran correctas. Yo acepto que son culturas distintas, pero nosotros intentamos aprovechar las cosas buenas de cada país.

P: ¿Hasta qué punto le afectan los rumores que genera la prensa?

R: Esto ocurre en todas partes, pero quizás una cosa que me viene bien, por no tener un conocimiento perfecto del idioma, es que no presto excesiva atención. Como no lo entiendo perfectamente, prefiero pasar de puntillas.

P: A colación de este asunto, se sigue vinculando el nombre de Samuel Eto'o con los "Spurs", ¿Sólo un rumor?

R: Nosotros no hablamos de jugadores. Nos centramos única y exclusivamente con jugadores que puedan haber firmado su contrato, como en el caso de Luka Modrik, pero las especulaciones no gustan.

P: Tampoco las que apuntan a David Villa o a Esteban Granero.

R: No dejan de ser especulaciones.

P: Y hablando de Modrik, ¿Qué le convenció para que el Tottenham estuviera dispuesto a igualar el récord económico del club en un fichaje (con 16,5 millones de libras)?

R: Nosotros nos fijamos en si el jugador es bueno, o malo, en si nos gusta y no en lo que vale. Mi obligación es transmitir al club las necesidades deportivas que tenemos y el club lleva a la práctica, si se puede, estas decisiones.

P: ¿Se siente respaldado por el club?

R: Totalmente. Hay una comunicación clara y directa y es la mejor manera de llegar a una conclusión.

P: Una situación muy diferente a la que vive ahora mismo su colega, Rafael Benítez, en el Liverpool.

R: Yo estoy capacitado para hablar del Tottenham, pero me parece que no es oportuno que yo hable de otros clubes.

P: Jugarán contra ese equipo el último día de la temporada. Un duelo de entrenadores españoles en la "Premier".

R: Por una parte, está el partido y los dos equipos han conseguido ya sus objetivos y está también la curiosidad de que los dos entrenadores españoles que hay en esta Liga se enfrenten el último día de la temporada. Pero yo diría que es un enfrentamiento Tottenham-Liverpool, no Rafa-Juande.

P: ¿Qué opinión tiene de Benítez?

R: Es un entrenador que ya ha demostrado su categoría y su prestigio ganando la "Champions", consiguiendo trofeos importantes y haciendo unas temporadas excelentes con el Liverpool. Yo creo que hay poco que descubrir de Rafa.

P: Y ha "españolizado" la Liga inglesa...

R: Si a mí me preguntan, yo hablo de futbolistas españoles, porque son los que más conozco y supongo que a Rafa le pasaría lo mismo. Conocemos mejor nuestro país y nuestro mercado.

P: Parece ser que Benítez tiene la costumbre de regalar a su mujer un reloj con cada victoria importante, ¿sigue usted algún ritual de este estilo?

R: ¡No le cabrán los relojes porque ha conseguido muchísimas! Yo también tengo alguno, pero no lo cuento.

P: Si el dinero no fuera un problema, ¿A qué jugador ficharía mañana mismo con los ojos cerrados?

R: A varios, pero no voy a dar nombres, que si no vienen otros y nos los quitan (risas).

P: ¿Y qué tal se maneja ahora con el inglés?

R: Bien. Con los jugadores no tengo ningún problema pero públicamente, con los medios de comunicación, prefiero hacerlo en castellano porque tengo miedo de no saber transmitir.

P: Supongo que habrá seguido con atención el desenlace de la Liga de Campeones. Dos ingleses en la Final, ¿Indicativo de dónde está el fútbol inglés en el panorama mundial?

R: Es un síntoma claro de que la Premier League es la Liga más importante en este momento en el continente europeo.

P. Pero continuará pendiente de la española o del Sevilla.

R: Sigo la Liga en general, no me fijo en un club en particular.

P: ¿Es un capítulo pasado?

R: Bueno, nuestra profesión es así. Ahora estoy en un club que no tiene nada que ver con el anterior.

P: ¿Se atreve a hacer vaticinios de cara a la Final de la "Champions"?

R: Yo ya dije en cuartos que mi favorito era el Manchester United.

P: ¿Cómo vio al Barca?

R: Una pena, es un equipo que conozco bien, en el que he estado, donde tengo muchos amigos pero todos no pueden ganar.

P: Hace unos días, uno de sus jugadores, Younes Kaboul, le reprochaba una "falta de comunicación" con la plantilla...

R: Es que yo no sé francés y por esto no puedo hablar de él (bromea).

P: También dice que echa de menos la relación "paternal" que tenía el equipo con su anterior técnico, Martin Jol.

R: Yo creo que en eso cada uno tiene su manera de dirigir los clubes. Yo, personalmente, creo que la manera en la que yo lo hago es la correcta y me ha dado muy buen resultado en los últimos tres años. No tengo porqué cambiar.

P: Al margen de lo deportivo, ¿está completamente adaptado a su vida en Londres?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad