Viernes, 2 de Mayo de 2008

Brown califica como "decepcionante" para los laboristas el resultado electoral

EFE ·02/05/2008 - 10:11h

EFE - Un hombre sale de un colegio electoral tras votar el jueves 1 de mayo de 2008 en Londres.

El primer ministro británico, Gordon Brown, reconoció hoy que los laboristas sufrieron un "decepcionante" resultado en los comicios locales celebrados el jueves en Inglaterra y Gales, pero dijo que su formación aprenderá del revés electoral.

En unas declaraciones a la prensa en su residencia oficial de Downing Street, tras conocerse que los laboristas sufrieron el peor batacazo en más de cuarenta años, Brown dijo que el partido "ha escuchado" y "reflexionará" sobre lo que ha pasado.

"Está claro que ha sido una noche decepcionante, ciertamente una mala noche para el Laborismo", subrayó el "premier", después de que su formación obtuviera sólo el 24 por ciento de los votos.

El jefe del Gobierno expresó su pesar por los concejales laboristas que han perdido y culpó el revés electoral a las "difíciles circunstancias económicas" por las que atraviesa el país.

El jefe del Gobierno insistió en que su misión es "liderar" al país en momentos difíciles, en referencia a la crisis crediticia.

"La prueba del liderazgo no es lo que pasa en periodos de éxito, sino lo que pasa en circunstancias difíciles", añadió.

Brown defendió que el Gobierno laborista cuenta con las políticas adecuadas para que el Reino Unido pueda superar los problemas.

En cuanto al resultado de las elecciones a la alcaldía de Londres, esperado para esta tarde, Brown se limitó a destacar los logros conseguidos por el aspirante laborista, el actual alcalde Ken Livingstone, durante sus años al frente de la institución municipal.

El candidato conservador es Boris Johnson y los comentaristas anticipan que, dada la alta participación electoral en barrios periféricos, es posible que haya ganado.

Por su parte, el líder del Partido Conservador británico, David Cameron, primero de la oposición, destacó hoy el "voto de confianza" que recibió su formación en las elecciones locales.

En unas declaraciones al salir de su casa en Londres, Cameron dijo que se trata de "un gran momento" para los "tories", que obtienen el 44 por ciento de los votos, frente al 24 por ciento de los laboristas y el 25 por ciento de los liberal demócratas.

Cuando se han escrutado cien de los 159 municipios en juego, los "tories" ganaban 147 puestos de concejales más mientras que los laboristas perdían 162 y los liberal demócratas obtenían nueve.

Según los medios británicos, la participación del electorado está en torno al 35 por ciento.

El revés electoral de los laboristas es similar al sufrido por el ex primer ministro británico conservador John Major en las elecciones locales de 1995, dos años antes de que fuese derrotado por el laborista Tony Blair en las generales de mayo de 1997.

Proyectados a unas elecciones generales, los resultados de las municipales daría a los "tories" una mayoría de 138 escaños en la Cámara de los Comunes (que tiene 646 miembros), según la BBC.