Viernes, 2 de Mayo de 2008

Manifestantes acorralados y abucheados en Hong Kong por partidarios de Pekín

EFE ·02/05/2008 - 08:32h

EFE - El actor de Hong Kong y portador de la antorcha olímpica Andy Lau corre durante su relevo en Hong Kong, el primero en territorio chino con 120 portadores de la antorcha que harán el recorrido de 25 kilómetros vigilados por 3.000 policías.

Los activistas pro derechos humanos de la Alianza en Apoyo de los Movimientos Democráticos Patrióticos de China se han visto obligados a recortar sus manifestaciones en Hong Kong dada la animadversión con la que han sido recibidos por partidarios del régimen de Pekín.

Ésta fue la única organización que pidió la autorización de la Policía para manifestarse.

Los activistas abandonaron su acción para un relevo alternativo de la antorcha después de que fueran acorralados, abucheados e increpados por centenares de personas que acudieron a apoyar el fuego sagrado, según informó Radio Televisión de Hong Kong.

Éstos, al igual que una estudiante local que se manifestó con una bandera de Tíbet, tuvieron que ser escoltados por la Policía para que no peligrara su seguridad física.

La llama olímpica, que partió esta mañana del Centro Cultural de Hong Kong, sigue su recorrido sin que hasta el momento haya sufrido altercado alguno, gracias a las fuertes medidas de seguridad y al apoyo que recibe de la población, muchos llegados de China.

Según las cifras oficiales, el despliegue policial cuenta con unos 3.000 efectivos, y además el diseño del recorrido ha previsto amplias avenidas con una o dos barreras de metal que impiden la aproximación descontrolada o espontánea del público o de la prensa.

De acuerdo con las encuestas publicadas en las últimas semanas por diferentes medios, una abrumadora mayoría de hongkoneses se mostró contraria a que la antorcha sufriera atropellos, como sí ha ocurrido en otras escalas de su recorrido internacional.

Entretanto, la actriz y activista norteamericana Mia Farrow logró entrar el jueves en Hong Kong después de asegurar a las autoridades de inmigración que su presencia en la ex colonia británica no tenía el objetivo de atacar a la antorcha sino ofrecer una conferencia para concienciar sobre la situación en Darfur y de la responsabilidad moral de China en ese conflicto.

Miles de chinos y de hongkoneses, muchos de ellos escolares, no han alterado sus planes de apoyar a Pekín y a los Juegos Olímpicos con su presencia en las calles a pesar la humedad (83%), el gris y una pertinaz llovizna.

La llama, que partió de Kowloon (en territorio continental) para pasar a la isla de Lantau (donde se sitúa el aeropuerto internacional) y visitó Sha Tin, una de las dos avenidas olímpicas donde tendrán lugar las pruebas ecuestres en agosto.

Además de estar acompañado de banderas chinas, hongkonesas y olímpicas, el fuego olímpico ha sido agasajado con bailes de dragón y percusión tradicional china.

La antorcha ha sido exhibida también en los tradicionales barcos dragón y ha sido paseada a caballo.

Por la tarde la antorcha olímpica pisará por primera vez la isla de Hong Kong, desde donde partirá hacia Macao.

Tras la ceremonia de clausura, el fuego sagrado será llevado al aeropuerto local para ser trasladado por avión hasta Macao, donde recorrerá el sábado las calles de la ex colonia portuguesa.

Hong Kong y Macao son los dos únicos territorios de China donde se permiten las manifestaciones, una libertad civil que las autoridades de la ex colonia británica han tenido que compaginar con su imagen ante Pekín y que ha llevado, en la última semana, a la denegación de entrada al territorio de numerosos activistas.

La windsurfista Lee Lai-Shan, única medalla de oro olímpica de Hong Kong, fue la primera en portar el fuego sagrado, y tras ella, comenzaron a relevarse otras 119 personas, entre atletas, empresarios, políticos y artistas, siendo Andy Lau el más internacional.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad