Jueves, 1 de Mayo de 2008

Los sindicatos desconvocan la manifestación en la plaza Taksim por el 1 de mayo

EFE ·01/05/2008 - 16:31h

EFE - Un grupo de manifestantes se resguardan del chorro de una tanqueta de agua a presión de la policía durante la manifestación por el Primero de Mayo, hoy jueves 1 de mayo de 2008 en Estambul, Turquia.El Día del Trabajo comenzó en Estambul con enfrentamientos y heridos cuando la policía intervino para dispersar a un grupo de trabajadores con tanquetas de agua a presión y gas lacrimógenos.Las tensiones en esta jornada se daban por seguras ante las extremas medidas de seguridad para impedir "manifestaciones ilegales". Unos 25.000 policías y 3.000 soldados han sido desplegados desde ayer en Estambul y el transporte público ha sido parcialmente detenido para impedir a la gente llegar a Taksim. Decenas de personas resultaron seriamente envenenadas por el gas lacrimógeno que la policía lanzó en los jardines del Hospital Eftal de Estambul y fueron hospitalizadas.

Los sindicatos turcos que habían convocado una concentración de 500.000 personas en la céntrica plaza Taksim de Estambul, donde 37 personas fueron asesinadas el 1 de mayo de 1977, anularon hoy esta decisión ante la violencia con la que las autoridades se han mostrado dispuestas a impedir esa manifestación.

La Confederación de Sindicatos de Empleados Públicos (KESK) tiene que evitar arriesgar la vida de las personas, dijo esta mañana su presidente, Ismail Tombul.

Por su parte, Suleyman Celebi, líder de la Confederación de Sindicatos Revolucionarios (DISK), explicó que se canceló la acción planeada para "no ser parte de las provocaciones al Gobierno".

La marcha atrás en los planes de los trabajadores se decidió después de los serios enfrentamientos entre trabajadores y la policía que se produjeron al iniciarse esta mañana la jornada festiva del Día del Trabajador.

Cientos de trabajadores que se habían congregado delante de la SEDE de la DISK a primera hora fueron dispersados por la policía con gas lacrimógeno y tanquetas de agua a presión y coloreada.

Decenas de personas, incluidos ancianos, mujeres y niños, que se encontraban en las inmediaciones de la plaza Taksim, fueron hospitalizados por el envenenamiento causado por el gas lacrimógeno y los médicos han advertido a las autoridades de las graves consecuencias que puede tener el uso de las bombas de gas.

Numerosos trabajadores fueron detenidos.

Algan Hacaloglu, vicepresidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), declaró tras visitar la sede de la DISK que la policía había usado medios de violencia extrema y lanzado bombas de gas lacrimógeno en el edificio de la Confederación.

"Hoy la casa de la clase trabajadora fue atacada. Los trabajadores fueron atacados. El gobierno mostró su cara hipócrita, que es sólo demócrata hacia sí mismo y cuida la libertad sólo para el velo (musulmán)", dijo Celebi.

Cualquier demostración o concentración en la plaza Taksim está prohibida desde el golpe militar de 1980, debido a los trágicos eventos acaecidos en 1997, pero cada año los sindicatos insisten en manifestarse en este emblemático lugar.

La prensa turca ha comentado que Estambul se convertía el 1 de mayo en una "ciudad prohibida" al no permitir a los trabajadores reunirse en la plaza principal.

Unos 25.000 policías y 3.000 soldados han sido desplegados desde ayer en Estambul para impedir "manifestaciones ilegales" y el transporte público ha sido parcialmente detenido para obstaculizar a los trabajadores que busquen llegar a Taksim.