Jueves, 1 de Mayo de 2008

Israel se paraliza entre sirenas en recuerdo del Holocausto

Durante el Día de Recuerdo de la Shoá, diversos actos y ceremonias en los cementerios mantendrán vivo el recuerdo de los seis millones de judíos que perecieron en los guetos y campos de concentración del régimen nazi entre 1939 y 1945

EFE ·01/05/2008 - 14:29h

EFE - Varios peatones guardan silencio en una calle de Jerusalén (Israel) en el momento en el que suenan las sirenas que marcan el Día del Recuerdo del Holocausto.

Israel se paralizó esta mañana durante dos minutos con el ulular de las sirenas antiaéreas en recuerdo a las víctimas del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.

Las sirenas, que suelen activarse en caso de guerra, sonaron a las 10.00 hora local (07.00 GMT) de hoy, momento en el que se detuvo toda actividad en calles, comercios, oficinas, colegios e instituciones, y hasta los automovilistas en todo el país se pararon para ponerse en pie junto a sus vehículos.

Durante la jornada, diversos actos y ceremonias en los cementerios mantendrán vivo el recuerdo de los seis millones de judíos que perecieron en los guetos y campos de concentración del régimen nazi entre 1939 y 1945, en una política destinada a acabar con el judaísmo europeo por medio de un macabro plan conocido como la Solución Final.

Víctimas de la 'Shoá' 

Uno de los actos centrales de esta jornada tuvo lugar justo después de que acabaran de sonar las sirenas en la Plaza del Gueto de Varsovia, del Museo Yad Vashem, con la participación del primer ministro israelí, Ehud Olmert, y destacadas personalidades de la política y la plana militar.

Seis supervivientes encendieron seis antorchas

En ese momento comenzaron a leerse en el Parlamento (Kneset) nombres de víctimas de la Shoá, como se conoce en hebreo al Holocausto, en un acto que se repitió en el Hall de los Nombres del Yad Vashem.

Los actos de hoy siguen a la ceremonia de anoche en el Museo del Holocausto , situado en el Monte Herzl de Jerusalén, donde seis supervivientes encendieron seis antorchas en recuerdo de las seis millones de víctimas mortales judías en ese genocidio.

Visita obligada 

El Museo, galardonado con el último Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2007, es visita obligada para las personalidades políticas de gobiernos extranjeros que viajan a Israel.

La institución, que tiene documentados los nombres de tres millones de víctimas de la barbarie nazi, ha podido recuperar en el último año otros 120.000 gracias a la colaboración de supervivientes de la comunidad ultra-ortodoxa o "haredí", informa hoy el diario Haaretz.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad