Jueves, 1 de Mayo de 2008

Dario Fo cree que "Goya era un informador" de la España del XIX

EFE ·01/05/2008 - 16:05h

EFE - Fotografía de archivo (03/10/07) del premio Nobel de Literatura, Dario Fo, quien en una entrevista con Efe dice que el pintor Francisco de Goya "era un informador sobre la gente y la situación" de la España de principios del siglo XIX. Goya "informaba a través de la desesperación, de la angustia, de la indignidad que vivía y manifestaba esa indignación", matizó el dramaturgo italiano en referencia a la exposición "Goya en tiempos de guerra" del Museo del Prado de Madrid, que conmemora el Bicentenario del Dos de Mayo.

El pintor Francisco de Goya "era un informador sobre la gente y la situación" de la España de principios del siglo XIX, según dice en una entrevista con Efe el Premio Nobel de Literatura de 1997, el italiano Dario Fo.

Goya "informaba a través de la desesperación, de la angustia, de la indignidad que vivía y manifestaba esa indignación", matizó el dramaturgo italiano en referencia a la exposición "Goya en tiempos de guerra" del Museo del Prado de Madrid, que conmemora el Bicentenario del Dos de Mayo.

El autor de "Muerte accidental de un anarquista" (1970), que ha estado en Córdoba participando en Cosmopoética, apuntó que "la gran denuncia que él hizo fue a través de la obra, de lo grotesco, de la indignación".

Sobre la muestra del Prado, Dario Fo -de la que tiene referencia "por televisión"- dijo que "seguramente es excepcional", ya que "está encuadrada en la razón que Goya ha aportado al contar esta historia".

Asimismo, Dario Fo (1926) alabó la exposición por su correcto punto de vista narrativo de la situación social y política que vivió y en la que produjo el pintor Francisco de Goya (1746-1828).

E insistió en la idea de que hablar de Goya es comprender la "situación que vivía en su tiempo, la sumisión a la Francia de Napoleón" y "la situación moral y civil de la España de aquel tiempo, que nace de forma hipócrita" y "con la Iglesia que chocaba con el pueblo".

Para Fo, Goya era "un gran poseedor del color", pero "quitó el color para mostrar de forma evidente el clima que se estaba viviendo", para sus "Pinturas Negras" -los catorce cuadros que el pintor creó entre 1819 y 1823 con la técnica de óleo al secco en las paredes de su casa "La Quinta del Sordo"-.

La exhibición de esta gran pinacoteca -abierta hasta el 13 de julio- está dividida en cuatro partes: "Goya: primer pintor de Cámara (1795-1800)", "Goya ante el nuevo siglo (1800-1808)", "Goya en los años de la guerra de la Independencia (1808-1814)" y las "Fatales consecuencias de la sangrienta guerra de España (1814-1820)".

En ellas se muestran 200 obras de Goya -90 pinturas y decenas de aguafuertes, litografías y dibujos-, aunque hay dos lienzos clave: "La carga de los mamelucos" y "Los fusilamientos" (1814), que tratan lo acaecido en Madrid el 2 y el 3 de mayo de 1808, dos fechas que se conmemoran de forma especial en este bicentenario.

Por otro lado, Dario Fo produce, de forma continúa, lo que él denomina "clases en versión teatral", es decir, "espectáculos con una proyección en Roma y Milán", entre otros, "de (los pintores italianos) Giotto di Bondone, Miguel Angel, Rafael Sanzio, Leonardo da Vinci y Giorgione (Giorgio Barbarelli da Castelfranco)".

El actor italiano -que estudió en la Academia de Bellas Artes de Brera en Milán y arquitectura en la Universidad Politécnica y sigue investigando sobre arquitectura, escultura y pintura- afirmó: "Busco información sobre la pintura italiana, griega y egipcia y sobre las máscaras, como otra forma de arte".

Para Fo, "estudiando se puede dar la posibilidad de comunicar a los otros cosas nuevas" y que cuando "se imparten clases sobre Arte -afirmó- me enfado si se inventan situaciones que no existieron y cuando no se da la impresión real".

Por otro lado, Dario Fo habló sobre la pieza teatral en la que está trabajando, "L' Apocalipsis Rimandata", que la escribió "con muchos diálogos" y que "trata de la situación eventual y sin vuelta del apagón energético debido al final del petróleo".

Esta obra trata sobre el "juego un poco hipócrita de las petroleras" y se basa "en la curva de Hubbert", quien fue un geofísico estadounidense (1903-1989) que trabajó para la compañía Shell y publicó en 1956 un controvertido informe que alertaba sobre la caída de las reservas de crudo en veinte años.

Fo comentó sobre el crudo que "la producción estadounidense ha caído" y que Hubbert "ya lo predijo con dos años de anticipación", ya "que desde el 90 no se va a descubrir ningún pozo en EEUU y ahora se ha descubierto alguno, pero con producción limitada, como en Texas".

A su vez, Fo añadió que "el coste del petróleo puede determinar otro aspecto", el de la venta de turismos, debido a que "es inútil que la gente coja el coche, ¡porque el precio del petróleo es tan alto!".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad