Jueves, 1 de Mayo de 2008

Kallio, el premio a la regularidad, Corsi, la sorpresa de por la convicción

EFE ·01/05/2008 - 14:22h

EFE - Varios pilotos de motociclestas participantes en una prueba del Campeonato de Superbike de China 2007, que se disputa en el circuito Port Golden de Pekín, China.

El finlandés Mika Kallio (KTM) no puede ocultar que su situación en la clasificación provisional del mundial es fruto ni más ni menos que de la regularidad de la que ha hecho gala en este inicio de campeonato, en tanto que para el italiano Simone Corsi (Aprilia) la sorpresa de verse líder es más fruto de su convicción en las posibilidades que le ha dado su nueva escudería, en la que también se encuentra el español Nicolás Terol.

Son ellos, Corsi y Terol, quienes marcan la pauta en la más pequeña de las cilindradas y su rendimiento en este inicio de campeonato sólo deja claro que con la moto apropiada y con el equipo necesario para sentirse cómodos, cualquiera de los dos era capaz de estar delante y así ha sido.

La igualdad en el octavo de litro siguen siendo la nota predominante pero ahora con una media de edad de todos sus contendientes mucho más baja y ello no significa otra cosa que el comienzo del relevo generacional, sólo negado, hasta la fecha, por clásicos como el español Joan Olivé (Aprilia), quien continúa buscando una victoria en la cilindrada que se le niega pero que ha rozado ya en dos ocasiones, tanto en Qatar como en Portugal.

Salvo él, el más veterano de los diez primeros con apenas 23 años, el resto de protagonistas de esa privilegiada tabla en muchos casos ni se afeitan con asiduidad pero ya saben lo que es rodar a velocidades de vértigo en busca de la victoria en una categoría en la que a día de hoy los márgenes de diferencia son escasos a cada gran premio.

Además, los 125 c.c. continúan siendo una cilindrada claramente favorable a los intereses españoles, con tres pilotos entre esas diez primeras posiciones, Nicolás Terol, Joan Olive y Sergio Gadea, mientras que el actual campeón del mundo de la cilindrada está sufriendo con su Aprilia RSA los mismos problemas que el año pasado impidieron al valenciano Héctor Faubel ser campeón del mundo, por lo que el piloto magiar ya en Shanghai ha pedido soluciones rápidas a la fábrica italiana de Noale para despegar desde la duodécima posición que ocupa ahora en la tabla de puntos.

Por cuanto atañe a los 250 c.c., quien más regular se ha mostrado ha sido el frío piloto finlandés Mika Kallio, pero el más agresivo y eficaz, salvo por su doble y espectacular caída de Portugal, ha sido el italiano Mattia Pasini (Aprilia), quien hasta entonces acumulaba una victoria y una segunda plaza como sus mejores o peores resultados, que tanto monta.

Pero quien verdaderamente debía ser el protagonista principal de la cilindrada, por potencial y experiencia, era el español Alvaro Bautista (Aprilia), al que los problemas con su moto le han jugado una mala pasada en el tramo inicial del campeonato, si bien será el que llegué a China con una mayor dosis de optimismo, la que seguramente le ha dado su clara victoria en Portugal, mientras sus hipotéticos y más peligrosos rivales sucumbían por uno u otro problema en Estoril, siendo sólo Kallio el que de ese río revuelto acabó sacando provecho con la tercera posición.

Como Bautista, varios españoles más tienen fundadas esperanzas en la temporada recién comenzada y tal es el caso de Héctor Barberá (Aprilia), quien marcha tercero en la clasificación del mundial, aunque sus resultados de Jerez y Estoril no son, desde luego, los que él mismo esperaba, como tampoco el castellonense Alex Debón, quien al manillar de una de las Aprilia oficiales se sabe ante la que sea la oportunidad de su vida.